SEP prevé dejar sin recursos a Escuelas de Tiempo Completo

Esto significaría que un millón de estudiantes de educación básica dejarán de recibir alimentación dentro de sus escuelas, y que 543 mil no recibirán clases extracurriculares y actividades artísticas y deportivas en horario extendido
(Imagen: Victoria Valtierra/Cuartoscuro.com)

La Secretaría de Educación Pública (SEP) proyecta dejar sin recursos el Programa Escuelas de Tiempo Completo. A cambio, propone un aumento del 63% al presupuesto del Programa La Escuela es Nuestra.

También te recomendamos: Fuerzas armadas y de seguridad recibirán 13% más presupuesto en 2021

Según información de Animal Político, de acuerdo al Proyecto de presupuesto de Egresos de la Federación 2021, el Programa La Escuela es Nuestra, tendrá 12 mil 280 millones de pesos asignados. Lo que significa un aumento de 63%, equivalente a 5 mil millones de pesos. Esta cifra es comparable con el presupuesto de 5 mil 100 millones de pesos asignados a Escuelas de Tiempo Completo.

Comparativa entre los dos Programas

El objetivo de La Escuela es Nuestra, en su primer año de operación en 2019 fue entregar recursos a padres de familia para mejorar la infraestructura de las escuelas. De acuerdo a los lineamientos publicados en octubre pasado, en 2020 se incluyó la contratación de “asesorías y tutorías”. Los recursos otorgados a través de este Programa, pueden ser utilizados para el mantenimiento y mejoramiento del plantel escolar. También para la adquisición de mobiliario, equipos de cómputo, materiales educativos y deportivos.

Mientras que Escuelas de Tiempo Completo tenía como objetivo ofrecer alimentos y actividades extracurriculares a alumnos de educación básica en una jornada extendida de 6 u 8 horas. Dicho Programa inició operaciones en 2006 con 500 escuelas. Después de 14 años, sumó un total de 27 mil planteles en todo el país hasta el 2020. De ese total, 19 mil son escuelas ubicadas en comunidades indígenas y rurales. Lo que equivale al 70.5% del total, con base en el Segundo Informe de Gobierno del presidente López Obrador.

Los planteles inscritos en este Programa, recibían aproximadamente 90 mil pesos anualmente y se destinaban al pago de salarios de maestros que impartían las actividades extracurriculares. Así como para la compra de materiales para las actividades y lo necesario para proveer de alimentos a los niños.

En el caso de la Escuela es Nuestra, cada escuela podrá recibir entre 150 mil y 500 mil pesos. Esta cantidad se deposita directamente en el número de cuenta del Comité Escolar. El tesorero del Comité será el encargado del manejo y comprobación de recursos.

Evaluación positiva de Escuelas de Tiempo Completo

De acuerdo con  Animal Político, algunas evaluaciones realizadas por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) y por la propia SEP, el Programa Escuelas de Tiempo Completo, mejoró el aprovechamiento escolar entre alumnos de educación básica.

En la más reciente evaluación de impacto realizada por el Coneval en 2018, analizaron los resultados obtenidos por los alumnos en la prueba PLANEA. En lo referente al aprendizaje en matemáticas y lengua, se concluyó que las escuelas inscritas al Programa, lograron disminuir el rezago en sus estudiantes.

De acuerdo con el análisis, los mayores beneficios se observan en las poblaciones más vulnerables. Esto, debido a que la combinación entre una jornada escolar ampliada y un esquema de alimentación en el plantel, “es una intervención efectiva para mejorar el logro educativo y el nivel de aprendizaje. Primordialmente, entre los estudiantes de escuelas primarias en localidades de alta marginación”.

Incluso, la Dirección General de Evaluación de Políticas de la SEP, evaluó el Programa en 2017, concluyendo que “tiene un efecto positivo en el rendimiento académico de los alumnos. La Percepción de los directores y los padres de los beneficiados también apoyan esta indicación”.

Por su parte, en la Evaluación Específica de Desempeño 2014-2015 del CONEVAL, uno de los principales hallazgos encontrados, fue que el Programa podría tener una incidencia positiva en el logro de los alumnos de 3ro, 4to, 5to y 6to de primaria, tanto en lectura como en matemáticas.

El programa iniciado en el sexenio de Felipe Calderón y continuado en la administración de Enrique Peña Nieto, tuvo incrementos presupuestales anualmente. Sin embargo, desde el primer año de la administración de Andrés Manuel López Obrador, comenzaron los recortes a este programa. Primero, del 5% en 2019, después, del 50% en 2020 y para el presupuesto del próximo año, no se le asignará recursos.

Esto significaría que un millón de estudiantes de educación básica dejarán de recibir alimentación dentro de sus escuelas, y que 543 mil no recibirán clases extracurriculares y actividades artísticas y deportivas en horario extendido.

Con información de Animal Político