En 18 años, sólo hay cinco sentencias condenatorias por peculado

El peculado, también conocido como malversación de fondos, es cuando un servidor público o un particular básicamente se llevan dinero del Estado que alguien más les confió. Es un tipo de fraude financiero que, como muchos otros ilícitos en México, apenas son castigados, pues sólo en 18 años se han dictado apenas cinco sentencias condenatorias por este delito, de acuerdo a la Procuraduría General de la República.

Desde 2000 hasta 2018, se llevaron ante un juez un total de 19 carpetas de investigación y averiguaciones previas para que resolviera si habían elementos suficientes para proceder. De estas, se desprendieron nueve órdenes de aprehensión y, según la respuesta, sólo dos sentencias condenatorias, de acuerdo con la respuesta de la PGR a una solicitud de transparencia realizada por Plumas Atómicas, con folio 0001700128518.

Sin embargo, tras revisar los comunicados de prensa de la Procuraduría, se hallaron al menos cinco casos de peculado que derivaron en sentencias condenatorias, sin contar el polémico caso de Jorge Serrano Limón, ex titular de la asociación civil antiaborto Provida.

En 2009, el activista recibió una condena de cuatro años, pero se amparó y libró la cárcel, señaló El Universal. En octubre de 2015, Serrano Limón fue detenido por la malversación de 25 millones de pesos que le dio la Federación a la asociación civil. En marzo de este año, un tribunal federal canceló el juicio en su contra, informó Reforma.

Salvador Frausto, quien escribió con Témoris Grecko El vocero de Dios: Jorge Serrano Limón y la cruzada para dominar tu sexo, tu vida y tu país, explicó que cuando Serrano era titular de la organización recibía dinero de dependencias gubernamentales para los Centros de Ayuda para la Mujer, donde las disuadían para no abortar. Con el pretexto de estas clínicas y equipo para las mismas, malversó dinero del erario, señaló el periodista. Si bien gastaba en bolígrafos para regalárselos a funcionarios, el caso más escandaloso fue la compra de tangas, aunque Frausto acota que no representó ni de lejos el mayor de los gastos irregulares.

De los casos que sí llevaron a la cárcel a alguien fue el de Ana María, responsable de la Oficina Telegráfica en el municipio de Xichú, Guanajuato. De acuerdo con la PGR, desvió 132 mil pesos que le había dado Telecomunicaciones de México (Telecomm) a la demarcación en 2015, por lo que recibió dos años de prisión.

Está también el caso de malversación de 955 mil 827 pesos por parte de una persona en agravio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Aguascalientes. Ese sentenciado recibió tres meses de prisión en 2016. Un tercer ilícito se castigó en Tlaxcala, cuando le dieron dos años de prisión en 2015 a un sujeto que era representante legal de una asociación civil y defraudó por 1.5 millones de pesos a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), según la Procuraduría.

La dependencia, en su sitio, informó que en 2014 se dictaron otras dos sentencias por peculado en Zacatecas, pero no se ofreció mucho más detalle.

El delito de peculado suele involucrar a servidores públicos. Actualmente, la Fiscalía del estado de Veracruz acusa al ex gobernador Javier Duarte de este delito, entre otros tantos, de acuerdo con El Universal. Además, Roberto Borge también fue acusado de cometer este ilícito durante su gestión al frente del gobierno de Quintana Roo.

El Código Penal Federal señala en el Artículo 223 que este delito se comete cuando un servidor público o una persona usan dinero, valores, fincas o “cualquier otra cosa” del Estado o particular para su propio beneficio. A la persona que se le demuestre que cometió este delito se le impondrán penas desde tres meses hasta 14 años, dependiendo de la gravedad.

Dejamos a continuación la respuesta de la PGR a la solicitud de transparencia de Plumas Atómicas.