¿Samuel García es senador o influencer? Ya hasta regala gasolina

Samuel García, ahora senador por Movimiento Ciudadano, a través de una dinámica de “giveaway”, prometió regalar 10 mil pesos de gasolina a sus seguidores de Instagram… Eso sí, para participar, los usuarios tenían que seguirlo a él y a su novia (¿y como por qué a su novia?), comentar y etiquetar a tres personas.

Redes Mariana Rodríguez Cantú, novia de Samuel García publicaron por un par de horas la dinámica del senador
Redes Mariana Rodríguez Cantú, novia de Samuel García publicaron por un par de horas la dinámica del senador (Imagen: IG)

El perfil de la “joven promesa” regiomontana, Samuel García Sepúlveda, siempre ha sido más el de un influencer que el de un político: sus selfies en el gimnasio, las dinámicas (call to action, se llaman idioma de CM) y hasta sus campañas electorales se han valido de las mismas estrategias de un Luisito Comunica o Yuya…

Incluso cuando “protestó” contra la decisión del INE de multarlo por usar mal e ilegalmente marcas durante al carrera electoral, llevó su enojo a redes sociales, lo que más que apoyo le ganó burlas.

Senador dejará de usar cosas de marca… ¿como protesta?

Una promesa de campaña de López Obrador le ha valido a todo el partido Movimiento Ciudadano para presionarlo… a través de spots y redes sociales: que se iba a dar marcha atrás al gasolinazo.

Como ni la bancada de Morena en el Congreso ni el equipo de transición han hecho comentarios al respecto, los legisladores de MC se han valido de ello para toda una campaña en medios que, más que una discusión de política pública y económica, parece una obsesión de los creadores del Nanananana.

García Sepúlveda fue criticado en redes sociales por esta dinámica, mientras los usuarios no dejaban de preguntarse de dónde saldrían los 10 mil pesos: ¿son de la dieta del senador o de las múltiples prestaciones que tiene como legislador… o fue donado por su novia y por eso ‘había’ que darle follow?

La otra pregunta es si esta “joven promesa” está haciendo política pública, legislando y debatiendo con sus pares en el Senado para dar la vuelta al gasolinazo… o sólo es una estrategia publicitaria del partido, como cuando pusieron a cantar a un niño wirikuta con Ricardo Anaya.

Por: Redacción PA.