¿Por qué es tan importante que haya juguetes de género neutro?

No necesitas comprar una muñeca de 30 dólares, debes dejar que jueguen con lo que quieran
¿Por qué es tan importante que haya juguetes de género neutro? (Imagen: Twitter)

La empresa Mattel lanzó muñecas de “género inclusivo” bajo la línea llamada “Mundo creable”. Estas muñecas puedes modificarse y personalizarse sin restricciones de género. La marca aseguró que esta línea tiene como propósito el juego “inclusivo para todos”.

La vicepresidenta senior de Mattel Fashion Doll Design, Kim Culmone señaló que los juguetes tienen una gran carga en la formación e identidad en los menores:

“Escuchamos que los niños no quieren que sus juguetes estén dictados por normas de género. Los juguetes son un reflejo de la cultura y, a medida que el mundo continua celebrando el impacto positivo de la inclusividad, sentimos que ha llegado la horade crear una línea de muñecas libre de etiquetas”. (Vía: Excélsior)

Tanto activistas como padres señalaron que el “marketing de género” sólo refuerza los estereotipos de lo masculino o femenino que, en mayor o en menor medida, recaen en comportamientos violentos para hombres y mujeres.

Por tanto, la  creación de juguetes que no limitaran la expresión de género de los menores de edad significa un gran paso hacia una crianza respetuosa y que otorga la suficiente libertad a los niños para desarrollarse.

“El creciente número de niños que se identifican como transgénero o no binario que no se ven como hombre o mujer, también ha impulsado la demanda de juguetes que representan una gama más amplia de identidades de género“. (Vía: Excélsior)

Estas muñecas cuestan 30 dólares y no se sabe cuándo estarán disponibles en el país. Aunque es en cierta medida positivo que una marca de juguetes tan grande y conocida se pronuncie por la crianza sin género, ésta ya existía y ha sido tratada por educadores y psicólogos.

La crianza sin género ya existía

La crianza respetuosa es más que un método de crianza y acompañamiento de los menores de edad. Se trata de una perspectiva que se aleja del adultocentrismo y se centra en la atención, validación y apoyo a la construcción de la personalidad de los niños.

Esta crianza pretende alejar los patrones de violencia física, psicológica y emocional que se aprenden en la infancia mediante algunos roles de género.

Queramos aceptarlo o no, mediante el juego las niñas y niños aprehenden ciertas conductas y formas de ver el mundo, que en su mayoría, refuerzan actitudes machistas.

Educar sin violencia parece difícil, pero empezar con acciones pequeñas puede hacer una gran diferencia:

  • No denominar “juegos de niñas o niños”
  • Permitir que niñas y niños vistan la ropa que quieran
  • No condicionar la masculinidad mediante el cuerpo y la fuerza física
  • No clasificar el género mediante un espectro de colores

No necesitas compararle a tu hija una muñeca de 30 dólares, puedes simplemente dejarla jugar con lo que ella quiera sin que ello implique más que se le antojó jugar con una cosa u otra.

Con información de Proceso