Por México al Frente negociará puestos de alcaldías después de elecciones

La coalición de Por México al Frente (y sus subsecuentes por cada Estado) aún no se pone de acuerdo en cómo será la gobernabilidad… en caso de que ganen, pero ya explicaron que, al menos en la CDMX, esto se hará a través de negociación.

En el hipotético caso de que ganen, cada alcaldía tendrá que decidir quiénes conformarán su equipo y podrá excluir de manera unilateral a quienes no quiera, y poner de manera autoritaria a los que sí, nada de democracias, para emular el proceso de elección de candidato presidencial.

Así lo reconoció Mauricio Tabe, presidente local del PAN, quien dejó en claro que no tienen definido quiénes integrarán los eventuales gobiernos y solo tienen fe en que no se van a pelear por tal motivo.

“Ahí sí va a depender de la forma de organización de cada uno de los alcaldes, esperamos que de todos lados haya sensatez para incluir y hacer un trabajo de conjunto del Frente y no excluir a nadie, pero pues esas van a ser las condiciones que cada alcalde va a determinar”

El PAN ha dicho que no han recibido ni enviado posibles equipos de trabajo para alguna de las 16 delegaciones, de las que 11 están al frente de algún perredista, tres de un panista y una por parte de Movimiento Ciudadano.

La coalición que integran estos tres partidos fue compleja y extraña, pues tienen agendas que se contraponen en muchos sentidos. Desde la laicidad que presume el PRD hasta la asignación de derechos a comunidades vulnerables como el matrimonio igualitario y la equidad de género.

Sin embargo, la caída estrepitosa del PRD en la CDMX, tras la creación de Morena, y la necesidad del PAN de seguir creciendo en la capital terminaron por armar una coalición que ha sido tan cuestionada como seguida.

Con información de Reforma