¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Serie ‘Populismo en América Latina’: cuando una campaña de fake news se pone creativa

Nadie sabe si la serie Populismo en América Latina existe, quién la está pagando o, siquiera, de verdad hubo un intento de construir un documental sobre el populismo latinoamericano… Pero, eso sí, llevamos toda la semana discutiendo sobre censura, medios, teoría política y elecciones.

Hace unas semanas, camiones con propaganda de una ‘serie’ sobre el populismo en América Latina comenzaron a circular por toda la Ciudad de México. Nada de letras chiquitas, ninguna información sobre el canal que la transmitiría o algo que dijera quiénes eran los escritores y productores: sólo las fotos de Andrés Manuel López Obrador, con su banda de presidente legítimo del 2006, Hugo Chavez, Juan Domingo Perón y Lula.

La publicidad fue sancionada por la Secretaría de Movilidad (Semovi) unos días después y todos esos camiones tuvieron que cambiar calcomanías, pero el impacto ya estaba hecho: en redes sociales ya todo mundo estaba platicando de la extraña y nada ‘casual’ serie de la que nadie sabía nada.

Dos semanas después seguimos sin saber nada más que lo que Grupo Imagen ha hecho público por ‘su contacto’ con la supuesta productora “La División” y la investigación que el equipo de Noticias Aristegui ha hecho alrededor de esos dos datos, que son todo lo que se tiene. Para la primera, la productora es víctima de censura por parte de Morena (porque, por alguna razón, un partido que no esta en el poder tiene la capacidad de ejercer el poder del Estado para silenciar) y, por tanto, son víctimas; para el otro equipo de investigadores, todo se trata de una serie de preguntas que revelan más preguntas que, de hecho, no son taaaan interesantes.

Antonio Marvel, periodista cofundador de Democracia Deliberada y HorizontalMX propone una lectura bastante interesante y que, de hecho, se coloca dentro del contexto internacional de marketing político que no habíamos experimentado en México hasta este momento: el “Marketing 4.0“, es decir, las estrategias de publicidad que no buscan hacer a la gente hablar sobre un tema sino sobre el mismo medio.

La supuesta serie, con sus 40 segundos de ‘trailer’ que presentaron con Ciro Gómez Leyva, ha sido acompañada de toda una campaña (orgánica o coordinada, eso sí no sabemos) en redes: mensajes de Whatsapp enviando links a una serie que ni siquiera era la que ‘anunciaban’, voceros de candidatos mintiendo abiertamente sobre esa “serie”, entrevistas, cancelaciones a citas que nunca existieron. Todo alrededor de la serie parece no ser más que una mentira o una estrategia.

Lozano, mintiendo como siempre en Twitter

Tanto Netflix como National Geographic, las dos plataformas en las que, se decía, que sería transmitido el dichoso documental seriado ya se deslindaron de él, la página de la productora se dice “en construcción” pero, otra vez, lo importante no era la serie en sí misma ni lo que pensaba decirse a través de ella, sino la discusión que provocó y los temas que atravesó.

Esto ya se ha visto en otros países: Breibart, en Estados Unidos, anunció una ‘investigación’ sobre Hilary Clinton y sus mails que nunca apareció pero cobró tanta fuerza la discusión que llevó, incluso, a ser discutido en la Casa de Representantes; en el Reino Unido, una ‘investigación’ que tampoco se vio nunca sobre la ‘migración masiva’ que invadía el país fue anunciada meses antes del referéndum del Brexit.

Cada vez, las fake news se vuelven más complejas, sus mensajes más escondidos entre capas de narrativas en conflicto pero, al mismo tiempo, también se esconden a simple vista. Nadie pensó que la serie “Populismo” en realidad existiera. Sin embargo aquí estamos: hablando a profundidad de una serie que ni siquiera existe.