¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

PGR atrajo caso de presunta falsificación de actas electorales en Puebla

Luego de que Morena y el Partido del Trabajo denunciaran ante la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos Electorales (Fepade), la Procuraduría General de la República (PGR) tomó el caso de la presunta clonación de material electoral en un hotel de la ciudad de Puebla.

Luego del enfrentamiento entre los que ocupaban el salón del hotel M&M y los miembros del PT y Morena, la delegación federal de la Fepade en Puebla llegó a incautar material electoral clonado, especialmente actas de escrutinio y ‘sábanas’, las actas que se colocan fuera de las casillas al terminar de contarse los votos de cada casilla. (Vía: Notimex)

Como te informábamos el día de ayer, las denuncias y el conflicto alrededor del hotel M&M Grand comenzó de forma confusa en redes sociales, sin contexto y las grabaciones no aclaraban mucho.

En cuestión de minutos, representantes del PAN salieron a desmentir las acusaciones y hasta dirigentes del PRD poblano salieron a decir que ellos también tienen documentación como la ‘robada’ por miembros de PT y Morena, pero que, tras ver lo ocurrido, decidieron resguardarlo. (Vía: Reforma)

Puebla vivió una jornada electoral violenta el pasado 1 de julio: robo violento de actas y urnas, confrontaciones y amenazas se registraron en diversos puntos del estado, donde Martha Erika Alonso, hasta este momento, mantiene la delantera por cuatro puntos en el PREP, con 98.07% de las casillas computadas.

Ayer, cientos de personas marcharon en la capital para exigir legalidad en el proceso electoral, pues, sostienen, lo registrado en el estado es evidencia de un fraude electoral para la imposición de la frentista, Marta Ericka Alonso, esposa del exgobernador Rafael Moreno Valle. (Vía: Reforma)

PREP poblano, con 98.07% de actas computadas. (Imagen: IEE)

Hasta el momento, la autoridad federal ni la autónoma ha dado más declaraciones sobre la situación jurídica de los detenidos ni sobre lo decomisado en el Hotel M&M Grand.