Perros salvan a mujer al detectar que tenía cáncer

Los canes alertaron a los médicos sobre el cáncer de mama que padecía la mujer
Perros salvan a mujer al detectar que tenía cáncer. (Imagen: Hola.com)

Dos perros detectaron que una mujer tenía cáncer de mama y le salvaron la vida. Este evento sucedió en Reino Unido.

Te recomendamos leer: Perros mestizos de Yucatán son adoptados y enviados a Canadá

De acuerdo con información de RT, dos perros detectaron que una mujer tenía cáncer de mama y la ayudaron a salvar su vida debido a un diagnóstico temprano.

Perros salvan a mujer al detectar que tenía cáncer. (Imagen: National Geographic)

Linda Munkley, la mujer que fue diagnosticada con cáncer de mama después de que sus dos perras ‘se lo dijeran‘, relató que ambos canes de raza pastor alemán, la alertaron sobre su estado de salud debido a que ‘prestaban atención a su pecho’.

Munkley aseguró a medios locales que una de sus perras de nombre ‘Bea’  de cinco años fue quien dándole golpes con su cabeza en el pecho, la alertó de su problema.

La mujer de 65 años también comentó que sus perritas eran muy insistentes cuando la golpeaban con su cabeza en el pecho, pues la olfateaban en dicha zona, lo que la puso a pensar de qué se trataba su repentino comportamiento.

Perros salvan a mujer al detectar que tenía cáncer. (Imagen: La Razón)

Aunque confesó que sus perritas nunca habían hecho eso antes, la mujer contó que fue precisamente eso lo que la puso a pensar en la posibilidad de checarse, pues sus mascotas eran muy insistentes con ese comportamiento.

Tras entrarle la duda por las acciones de sus perritas, la mujer confesó que se hizo una revisión, pues quería saber si tenía alguna alteración en la zona de su pecho.

“Ocho semanas pasaron con la misma conducta, Bea me daba golpes en el pecho y olfateaban específicamente esa zona, hasta que un día sentí un bulto en uno de mis senos”, reveló la mujer.

Los médicos que atendieron a Muckley, indicaron que en efecto, tenía cáncer de mama y sus perritas le habían ayudado a descubrirlo. Los especialistas le dijeron a la mujer que padecía un tipo de cáncer que se desarrollaba rápidamente.

Una vez diagnosticada, la mujer confesó que Enya, la hija de Bea, comenzó a comportarse igual que su madre, por lo que entró en alerta de nuevo. Ello puso a la mujer a realizarse revisiones continuas por los siguientes siete meses.

Según refirió Muckley, luego de esos siete meses de tratamiento contra el cáncer de mama, un día sus perritas dejaron de olfatearle el pecho e insistir con su zona mamaria, por lo que en ese momento consideró la posibilidad de entender que quizá el cáncer se había extinguido dentro de ella.

“Recuerdo que Bea y Enya dejaron de olerme y me pregunté si ese había sido el preciso instante en que la quimioterapia había tenido éxito al atacar las células cancerosas del bulto en mi pecho”, señaló.

Al parecer sus sospechas fueron ciertas, pues luego de ese tiempo que estuvo en tratamiento y de que sus perritas dejaran de oler su pecho, los médicos revelaron a la mujer que ya no padecía cáncer de mama y entonces ella agradeció a sus perros por haberla diagnosticado a tiempo y con ello haberle salvado la vida.

Publicidad