A pesar de declaraciones de Graue, en CU siguen operando narcomenudistas [VIDEO]

A pesar de las medidas que tomaron las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para inhibir el narcomenudeo en las instalaciones de Ciudad Universitaria (CU), éste sigue operando sin problema, gracias, en parte, a la inacción de los cuerpos de Seguridad UNAM.

 

El día de ayer, el periodista de Grupo Imagen, Humberto Padgett, realizaba un reportaje encubierto para evidenciar la existencia de narcomenudeo dentro de la Máxima Casa de Estudios a pesar de las declaraciones del rector, Enrique Graue hace dos semanas al comenzar este año lectivo.

En el mismo lugar donde se ha denunciado la presencia de narcomenudistas en decenas de reportajes y denuncias anónimas, el frontón de la Facultad de Ingeniería, siguen “montando tienda” vendedores de droga que, según como se puede observar en el comienzo del video, tienen disponibilidad de cualquiera que se les pida.

Padgett fue descubierto por los narcomenudistas, atacado y amenazado, le retiraron su credencial del INE y la fotografiaron diciéndole que “irían hasta su casa” si algo pasaba contra ellos.

Desde el feminicidio de Lesvy Berlín Osorio, en mayo de este año, y una serie de homicidios (todos, según las autoridades de la UNAM y la PGJ-CDMX, responsabilidad del narcomenudeo en CU), se anunció que se pondría en ejecución estrategias en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública y de Gobernación de la Ciudad de México para eliminar el narcomenudeo y garantizar la seguridad e integridad de los miles de estudiantes, profesores y personal de la institución.

Sin embargo, las medidas que se han tomado (como la credencialización y el cercado de espacios públicos), no han hecho nada más que tensar la convivencia cotidiana de quienes estudian y trabajan en CU, ha puesto en curso de choque a los colectivos estudiantiles y a las autoridades y, como evidenció el reportaje de Humberto Padgett, no han afectado en nada el tráfico de drogas dentro de la UNAM.

¿Tendrá que ocurrir otro homicidio u otro feminicidio dentro de CU para que, ahora sí, la comunidad pueda sentirse segura?