“Ya no los busquen, todos murieron en el basurero de Cocula”, presunto culpable a los padres de los 43

Hasta el momento la investigación sigue sin que se tenga muy claro qué sucedió con los jóvenes
La investigación acerca del crimen sigue. (Imagen: Cuartoscuro)

Un presunto implicado en la desaparición de los 43 normalistas, “El Pajarraco”, dijo a los padres de los normalistas que dejaran de buscarlos, pues todos habían muerto en el basurero de Cocula.

Una de las grandes injusticias y tragedias de México es la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. A lo largo de estos años se han hecho e investigado varias hipótesis sin que ninguna haya esclarecido lo que le sucedió a estos jóvenes. Recientemente, uno de los presuntos implicados conocido como “El Pajarraco”, Juan Miguel Pantoja Miranda, dijo a los padres de los 43 normalistas que todos los estudiantes fueron incinerados en el basurero de Cocula.

Este delincuente fue perseguido por la Procuraduría General de Justicia (PGR)  durante casi cuatro años. Finalmente fue detenido en 2018, sin embargo, un juez ordenó su liberación. Solamente se declaró ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Durante esta entrevista dio varios puntos clave sobre lo sucedido a los estudiantes durante la madrugada del 26 y 27 de septiembre del 2014.

Aún se desconoce qué sucedió con los estudiantes de Ayotzinapa. (Imagen: Cuartoscuro)

Según información difundida por los medios de comunicación, el delincuente quería descargar su conciencia, pues desde lo que sucedió no había podido dormir bien.

Ya no los busquen porque todos murieron al ser incinerados en el basurero de Cocula“, dijo el presunto delincuente.

El Pajarraco es un presunto miembro de Guerreros Unidos, quienes en 2014 admitieron haber secuestrado, asesinado e incinerado a los 43 estudiantes. Hasta el 28 de agosto del 2018 fue detenido por la Policía Federal de Investigación en Piedras Negras Coahuila. En dicho momento se le acusó por delincuencia organizada y secuestro.

El 12 de septiembre de 2018 fue liberado, pues el juez dictaminó que hacían falta pruebas para comprobar el delito que se le había imputado. Según el testimonio del sujeto, fue citado por miembros de Guerreros Unidos a las 22: 10 horas en Cocula. Una vez en el lugar se encontró una camioneta Nissan Estaquitas, se dirigieron hacia el pueblo de Metlapa. Posteriormente, encontraron una camioneta  de tres y media toneladas con redila, en la que iban los estudiantes y era escoltada por dos camionetas de la policía.

Llegaron al basurero de Cocula en la madrugada del 27 de septiembre y esperaron hasta la 1:10 o 1:15. En ese momento otro miembro del cártel llegó con 15 sujetos que portaban armas largas y se dio la orden de asesinar a los estudiantes. Posteriormente, cortaron algunos troncos y los apilaron junto con los cuerpos y algunas llantas. Al otros día regresaron algunos miembros del cártel para recolectar cenizas, aunque sólo encontraron lodo, igual lo recolectaron en bolsas negras que posteriormente fueron tiradas en el Río de San Juan.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube

ANUNCIO