Varias comunidades oaxaqueñas se unieron contra hidroeléctricas y minas

Las comunidades y activistas asistentes reiteraron que los proyectos de presas y de minas crean graves daños en sus territorios y en el medio ambiente.
comunidades

Diversas comunidades mixtecas, chatinas y afromexicanas, han rechazado los proyectos de presas hidroeléctricas y minas durante el Foro Regional: “Ríos y Montañas en Peligro” (Los Pueblos y su Derecho al Territorio), realizado este 14 de noviembre en el municipio de Tataltepec de Valdés, Oaxaca. Durante el encuentro, las 51 comunidades, 17 organizaciones civiles y más de 400 personas, expresaron que desde hace muchos años se han organizado para defender tierras y bienes comunes frente a los proyectos de desarrollo e infraestructura. En el foro también compartieron estrategias de resistencia y defensa del territorio.

“Consideramos que nos debemos coordinar de manera más activa e informarnos porque compartimos problemáticas comunes. Además, reconocemos que se han activado nuevos riesgos que se desencadenan a la luz de la reforma energética aprobada por el Congreso y el gobierno federal”, declararon en su pronunciamiento final.

Los participantes informaron que existen al menos 14 proyectos proyectos hidroeléctricos en la costa de Oaxaca, además de varios proyectos mineros. “Muchos de ellos, en su momento los rechazamos de manera organizada, pero hoy han sido relanzados por autoridades federales en conjunto con el gobierno de Oaxaca. Reiteramos que este tipo de estrategias vulneran desde nuestro derecho al acceso a la información, hasta el derecho a preservar nuestros territorios y decidir sobre nuestro propio desarrollo”, denunciaron los participantes del foro.

Las comunidades y activistas asistentes reiteraron que los proyectos de presas y de minas crean graves daños en sus territorios y en el medio ambiente, devastan el agua y ponen en riesgo la continuidad de su vida como pueblos, además de generar daños sociales y culturales, pues “nos dividen para permitir la entrada de empresas trasnacionales. También son devastadores de nuestro medio ambiente pues buscan inundar nuestras tierras y usan químicos que contaminan el agua, el suelo, el subsuelo e incluso el propio aire que respiramos”, analizaron.