¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

SEP defiende educación sexual en libros de texto

La SEP fue cuestionada por organización proFamilia por la inclusión de temas de educación sexual en sus libros de texto, por lo que salió a dar la cara y, lo sentimos Unión Nacional de Padres de Familia, los libros se quedarán tal como están.

Esta Secretaría, para zanjar rápidamente el tema, explicó que es competencia únicamente de la Autoridad Educativa Federal (o sea, ellos) el decidir los temas que entran y salen de los planes de estudio.

Los padres de familia de esta organización, argumentaron que de incluir educación sexual a esa edad se hipersexualizaría (seguimos sin entender a qué se refieren con eso) a los niños y que todos se volverían promiscuos.

Así mismo, explicaron que para la elaboración de estos títulos, se contó con la participación de 156 maestros, pedagogos, académicos y especialistas de la educación, que avalaron la educación sexual como pertinente en estos grados académicos.

Estos temas serán expuestos en secundaria, que es comúnmente cuando el desarrollo sexual comienza a ser evidente en el ser humano, y por ello la SEP se encargó de:

Asegurar que el tratamiento de los contenidos de educación sexual se trabaje desde una perspectiva formativa, en el marco de la salud sexual y reproductiva y los derechos humanos, evitando los miedos, culpas, falsas creencias, coerción, discriminación y violencia. Para tales efectos, se debe aportar información suficiente y adecuada que oriente a los adolescentes”

Por supuesto, no entendemos cómo explicarle a adolescentes la sexualidad puede volverlos promiscuos cofundirloscomo señalaron algunas organizaciones proFamilia.

Sin embargo, aunque estos reclamos airados fueron repetidos por muchos lados, la inclusión de la educación sexual se hará a través de la Educación Pública, cumpliendo con un compromiso que tiene el Estado con sus ciudadanos, al brindarles educación de calidad, oportuna y LAICA (hay que repetir esto hasta el cansancio, Frente Nacional por la Familia).

México ocupa el primer lugar de los países de la OCDE en embarazos adolescentes; así mismo, en 2017 se registraron 328 diagnósticos de enfermedades de transmisión sexual diarios en el Estado de México. (Vía: Milenio)

Incluir estos temas en la educación básica es una necesidad, además de una obligación del Estado. Más que llevar a la promiscuidad, que sean explicados los riesgos y las implicaciones, no solo de manera reproductiva, que tiene la sexualidad puede prevenir los factores de riesgo a los que están expuestos los jóvenes en México.

Con información de Excélsior