Sedena dice que no actuó durante persecución en Michoacán porque eran civiles no armados

El titular de la Sedena afirmó que respetaron sus derechos humanos.
Dice que siguieron la ley del uso de la fuerza (Foto/YouTube: Andrés Manuel López Obrador)

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dijo que no actuó durante la persecución a militares en Michoacán porque eran civiles no armados y su ley de seguridad tiene establecido la no agresión armada si no hay motivos para responder con fuego.

Durante la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular de la Sedena, Luis Crescencio Sandoval, reveló que tras los bloqueos tuvieron conocimiento de que los participantes fueron civiles que son “obligados” a realizar dichas acciones de protección.

“Esa base social desarmada fue la que hicieron los bloqueos. La actuación del personal fue evitando tener una confrontación. Cuando identificamos que la gente no tiene armas, no se actúa contra ellos”, aseveró el militar.

La persecución en Michoacán fue de civiles no armados, insistió el secretario (Foto/YouTube:
Andrés Manuel López Obrador)

De igual manera, indicó que la propia Ley Nacional del Uso de la Fuerza, establece la gradualidad con la que el Ejército debe actuar dependiendo la agresión, dijo además que también dice cómo reaccionar en contra de delincuentes y gente que tiene armas.

“Ahí establece en qué momento podemos hacer uso de las armas, y en qué momento tenemos que suspender y respetarle los derechos humanos (…) eso es lo que busca, una serie de lineamientos que eviten el uso excesivo de la fuerza”, agregó.

Sobre lo que ocurrió en Michoacán, el secretario reveló que el 10 de mayo, integrantes de la Sedena estaban realizando sus actividades de inteligencia y cuando se iban a trasladar a otra zona, ubicaron dos bloqueos, uno en Potrerillo y otro en la región de Cuatro Caminos. 

Indicó que era gente desarmada por lo que únicamente se rodeó y los efectivos siguieron su camino para encontrar lo mismo en un segundo bloqueo y, de nueva cuenta, evadirlos sin “responder con la fuerza”.

Crescencio Sandoval precisó que tras lo que ocurrió en el estado, pudieron destruir cinco laboratorios de metanfetamina, 19 plantíos de mariguana, nueve reactores de síntesis, tinas con 50 litros y bidones con sustancias químicas, entre otras cosas.

Finalmente declaró que evitaron la producción de más de cuatro millones de dosis de mariguana y hasta 13 millones de dosis de metanfetamina.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO