Ok, se van a construir refinerías pero, ¿con qué crudo van a trabajar?

Las dos refinerías propuestas por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador se van a construir. Sin embargo, la cuestión es que tendrán que depender del crudo extranjero. O sea que, en lugar de importar productos terminados, se importará petróleo debido a la baja producción en el país.

Pemex, o quien sea que opere las nuevas refinerías, tendrá que reemplazar las importaciones de gasolina con aproximadamente 250 mil barriles de crudo al día en 2023.

En entrevista con Reforma, Ixchel Castro de Wood Mackenzie dijo que lo que pasaría con la nueva refinería es que se sustituirá la importación de gasolina con la importación de crudo.

Las dos nuevas refinerías tendrían una producción de 300 mil barriles diarios cada una con una mezcla de crudo Istmo y Maya. Según Castro, las dos refinerías no sustituirían las importaciones de gasolinas en su totalidad pues no alcanzan a cubrir toda la demanda.

Además, construir una refinería toma, en promedio, seis años. Esto quiere decir que ambas podrían no estar listas durante el próximo sexenio.

Por su parte, el director de Energía, Análisis y Consultoría en S&P Global Platts, Javier Díaz, señaló al mismo diario que si la producción de petróleo sigue cayendo como se tiene previsto, las nuevas refinerías sí deberán depender del crudo importado.