¿Quintana Roo acaba de prohibir las corridas de toros y peleas de gallos?

Quintana Roo aprueba modificaciones a la Ley de Protección y Bienestar Animal
Quintana Roo prohibe corridas de toros

El Congreso de Quintana Roo aprobó el día de ayer modificaciones a la Ley de Protección y Bienestar Animal del estado de Quintana Roo.

Aunque la ley original ya propiciaba el trato respetuoso de los animales, las modificaciones incluyen temas más recientes como el Internet y la adopción.

En el capítulo II, artículo 34, apartado 1, se establece que:

Se consideran actos de crueldad y maltrato: causarles muerte [a los animales] utilizando cualquier medio que provoque sufrimiento“. 

Aunque este apartado ya debería de salvaguardar a los animales de participar en corridas de toros o peleas de gallos, fue hasta esta modificación posterior que se ha entendido como prohibido. Por lo tanto, a partir de ahora estarán corridas actividades como las corridas de toros y las peleas de gallos, pues provocan sufrimiento a los animales.

Las modificaciones también pretenden integrar en la educación básica, media y superior un apartado sobre el trato digno y respetuoso hacia los animales, así como sobre técnica responsable. El sacrificio de animales con fines educativos sucederá únicamente en los niveles medio superior, siempre considerando métodos alternativos.

Igualmente, se regulará la venta de animales por internet, así como su explotación en la red para fines de entretenimiento. Ahora el artículo 35 no sólo prohibe realizar peleas de perros, sino también asistir a ellas. 

Está prohibido dejar solos o encerrados a los animales dentro de vehículos particulares y queda prohibida la posesión de más de cinco animales de compañía en viviendas de uso habitacional. (Vía: Congreso de Quintana Roo )

Respecto a los animales de carga, tiro y monta, no podrán cargar nunca más de un tercio de su peso; ni agregar a ese peso el de una persona o el de la montura. Además, no podrán tener una vida laboral mayor a 15 años o ser golpeados durante el desarrollo del trabajo (o fuera de él).

Los caballos deberán ser propiamente enjuagados con agua limpia después de cada jornada para quitar el sudor y así evitar lesiones y hongos en la piel.

Se prohibe el uso de animales en protestas, marchas y plantones, así como blanco de ataque con motivo de espectáculo, deporte, seguridad, guardia o para verificar su agresividad.

A su vez, asociaciones de protección civil podrán rescatar a los animales que se encuentren maltratados, aun si son propiedad privada.

En 2015, Coahuila se convertía en el tercer estado en prohibir las corridas de toros, después de Sonora y Guerrero. Posteriormente se unió Veracruz y, ahora, Quintana Roo. Sin embargo, la actividad sigue siendo Patrimonio Cultural en Aguascalientes, Zacatecas, Tlaxcala, Michoacán, Hidalgo, Querétaro y Guanajuato.

El Congreso de Quintana Roo ya había aprobado el artículo 34 en el que se basa la prohibición de las corridas de toros y las peleas de gallos, pero nunca había declarado abiertamente la prohibición. Aunque es un misterio que se haya decidido declarar la prohibición hasta ahora, por lo menos Quintana Roo ya se encuentra oficialmente entre los estados que prohiben la violencia animal como espectáculo.