Con el voto de izquierdas dividido en la CDMX entre Morena y PRD, ¿tenemos que preocuparnos por el PRI?

La ‘negociación’ entre los diferentes partidos del “Frente” (o como se llame hoy), dejaron a que el PRD se ‘quedara’ con la candidatura al gobierno de la Ciudad de México. Una vez que sea seleccionado, el candidato del Sol Azteca se enfrentará directamente contra Claudia Sheinbaum, la precandidata de Morena al mismo puesto. Esto deja a la flaca derecha capitalina con una única opción: el PRI.

Mikel Arriola, un gris empleado del gobierno federal fue quien “se lanzó” a una elección que apunta a que perderá, sin embargo, el cálculo del Frente y el PRD podría salirle caro a todos, pues, tal como lo sabe Arriola, los votantes “tradicionales” del panismo no votarán por un candidato de izquierda (o, bueno, lo que sea que represente ahora el PRD).

En entrevista para el diario Reforma (que les ahorramos a lectura, porque es tan interesante como el candidato), Arriola fue, incluso, más allá: para él, el PRI es el único y verdadero camino para los ciudadanos… Ajá, no es broma. El exdirector del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), tal como José Antonio Meade, no forman parte de las filas del PRI, por lo que tienen la etiqueta de “simpatizantes” dentro del organigrama del partido.

Apenas hace unos meses, el Comité Nacional Ejecutivo (CEN) del tricolor cambió sus estatutos para que este tipo de candidatos pudieran ser nominados por un partido que se distinguía por la ferviente religiosidad con la que sus miembros se comportaban dentro y hacia fuera de sus filas (ya ven que, hasta para el presidente, el PRI tiene una ‘liturgia’). Técnicamente y sólo técnicamente, el dicho de Arriola tiene sentido: ningún otro partido abrió de esa forma sus estatutos partidistas, pero, en la práctica, su mismo dicho se deshace por la mera ironía de hablar de ciudadanía dentro del PRI.

Eso sí, el partido no ha abandonado otro elemento de su ‘liturgia’: la disciplina partidista. En la entrevista con Reforma, Arriola comenta que ellos no tuvieron dedazo, sino ‘unidad’:

No fui una imposición porque en el PRI -a diferencia de otros partidos- hay unidad y nuestro principal activo es estar unidos y tener una plataforma ciudadana. (Vía: Reforma)

La unidad es tanta, pero tanta, que la gira del candidato está pensada que comience lo más pronto posible: se registrará el viernes como candidato único para que, desde el mismo viernes, empiece una ‘gira’ por las tres delegaciones priístas. La diputada federal y protagonista de incontables películas mexicanas, Carmen Salinas, ya lo invitó para “darle una vuelta” por Tepito. (Vía: El Universal)

Pobrecito Arriola, hasta Salinas lo compadece

El PRI se posiciona entre la tercera y cuarta fuerza política dentro de la CDMX, controla tres delegaciones (Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Milpa Alta) y, desde que saliera de las oficinas del Palacio de Gobierno en 1997, no ha estado ni cerca de regresar. Con el voto izquierdista dividido, ¿se abrirá una ventana por la que el PRI podría recuperarse?

Publicidad