Perros abandonados: México tiene el primer lugar en América Latina

Un 70 por ciento de los perros que viven en México, se encuentra en las calles
(Imagen: Sopitas)

México es el primer país en América Latina… en abandonar perros. Ellos se ganan el cariño temporal de las personas cuando los compran siendo cachorros. Durante unos meses se les consiente, pero tiempo después, el perro crece y la tolerancia y el amor que hubo en un principio se acaba. El animal termina en la calle, y ese es el caso de millones. 

Te recomendamos leer: Llaman a no regalar mascotas con la campaña #NoSonJuguetes

Cada año, el número de perros abandonados en las calles en México aumenta. De acuerdo a cifras aportadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 70% de los 18 millones de perros que hay en el país, vive en la calles. (Vía: Milenio)

La mayor parte de la población canina en México es callejera (Imagen: 4 Patas)

Una de las razones por las que la mayoría de los perros terminan abandonados es porque los dueños los adquieren en épocas festivas y después de un tiempo en que ya no es novedad o el animal ha crecido -junto con sus demandas-, se cansan y prefieren deslindarse de la responsabilidad.

En ocasiones, cuando los perros ya no pueden ser cuidados, pasan a otro dueño. Sin embargo, esta no es siempre una solución, pues dado que el animal ya es más grande y ha sido acostumbrado a un estilo de vida, no se garantiza una compatibilidad con el nuevo hogar.

Para las personas, lo más sencillo es hacer lo que hacen los demás: despedirse de la mascota botándola a la calle.

En ese espacio, los animalitos son más vulnerables de sufrir problemas de salud, frío, hambre y maltrato animal, que por cierto, en eso México también tiene uno de los primeros lugares en América Latina. 

Las calles hacen más vulnerables a los perros de maltrato animal (Imagen: Diario en Imagen)

Además de ser una situación de crueldad animal, los perros callejeros se convierten en un problema de salud pública. Las partículas de las heces fecales caninas se esparcen en el aire y afectan a las vías respiratorias de las personas.  

Las soluciones posibles ante esta problemática quedan en la concientización sobre comprar o regalar perros sólo con garantía de que les espera un buen hogar, fomentar la esterilización canina y adoptar perros que viven en refugios para perros abandonados. 

Con información de: Milenio

Publicidad