Así será el nuevo etiquetado de la comida empaquetada

Los productos deberán de especificar si son nocivos para salud o si son genéticamente modificados
Nuevo etiquetado de productos en México fue aprobado. Imagen: Especial

Luego de que legisladores de la Cámara de Diputados aprobaran las modificaciones a la Ley General de Salud para tener un nuevo etiquetado en los productos como alimentos y bebidas, ¿cómo serán ahora las etiquetas?

Según el dictamen aprobado por el Pleno, las etiquetas de los productos pre-envasados deberán tener avisos y advertencias nuevas sobre los componentes nutricionales de los mismos.

Contenido energético, sodio, azúcares y grasas saturadas deberán ser clarificados en los nuevos etiquetados. Estos especificarán si los productos rebasan las cantidades avaladas por la Secretaría de Salud o están dentro de lo establecido.

Así será el nuevo etiquetado de productos y alimentos en México. Imagen: Especial

Tendrán un símbolo octagonal color negro con borde blanco y en el interior vendrá una leyenda que dice “alto en” seguido del contenido que le corresponda a ese producto. Estos nuevos etiquetados tendrán que ser escritos en mayúsculas y estar acompañados de la leyenda “Secretaría de Salud”.

En cuanto a los alimentos y bebidas sin alcohol, estas tendrán que especificar el valor nutricional, contenido energético, grasas saturadas y azúcares totales que contienen. El etiquetado deberá ser ‘directo, sencilla, visible y de fácil entendimiento’ para el consumidor.

Los productos, alimentos o bebidas azucaradas tendrán en su etiquetado una leyenda que advierta sobre el posible riesgo de enfermedades que puede causar su consumo. Sí, algo así como los avisos de los cigarros. (Vía: El Financiero)

Advertencias de consumo en cigarros. Imagen: Especial

Dentro de las especificaciones de este nuevo dictamen se refiere que, la Secretaría de Salud podrá incluir o no pictografías cuando crea necesario. Asimismo, el etiquetado frontal de todos los productos será independiente de la tabla de ingredientes que ya tienen los empaques.

Con ello buscan que haya ‘un impacto visual real’ en los consumidores. Por otro lado, otra de las peticiones avaladas por el Pleno fue que ahora los productos deberán decir si son alimentos genéticamente modificados o no.

Otra especificación es que ahora los productos que sean nocivos para la salud no podrán promocionar o comercializar alimentos o bebidas usando imágenes de niños o niñas. Tampoco podrán contener estereotipos físicos “que provoquen confusión o falsas expectativas en los consumidores” de dichos productos. (Vía: El Financiero)

Refrescos tendrán nuevo etiquetado; deberán decir que son nocivos para la salud. Imagen: Especial

La Secretaría de Salud emitirá un reglamento que regula las zonas donde los productos con dicho tipo de publicidad no podrán ser visibilizados. Esto, con la finalidad de que los menores no estén expuestos a estos mensajes publicitarios.

Y si eres de los que pensó que los refrescos se salvaron de este nuevo etiquetado, te contamos que todos ellos, incluso los de dieta, serán considerados ‘productos nocivos’ para la salud. 

Tendrán que tener la leyenda “el abuso en el consumo de este producto es nocivo para la salud” como advertencia de que su ingesta puede culminar en afectaciones graves para la salud de las personas.

Esta aprobación para modificar la Ley General de Salud llega después de que se presentaran ocho iniciativas entre el 6 de febrero y el 26 de junio del 2019. Diputados de Morena, el PRI, Movimiento Ciudadano, Partido Encuentro Social y Partido Verde Ecologista propusieron estos cambios.

El nuevo etiquetado frontal de los productos alimenticios en México es una iniciativa que venía gestándose desde hace tiempo y que incluso fue respaldada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) asegurando que a diferencia de aumentar el precio de la comida chatarra, el etiquetado frontal sí tenía un impacto comprobado en los hábitos de consumo.

Finalmente, Lorena Cerdán, directora del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico) dijo que estos cambios en el nuevo etiquetado podrían costar una inversión de al menos 5 mil millones de pesos.