Minera canadiense quiere extraer oro de Puebla; pobladores temen sequía y contaminación

La empresa Almaden Minerals pretende extraer 6 mil millones de pesos de oro y plata en 11 años; la autorización depende de SEMARNAT
Ixtacamaxtitlán, Puebla. (Foto: Business and Human Rights Resource Center)

Pobladores de Tecoltemi, comunidad del municipio de Ixtacamaxtitlán, Puebla, se oponen a que la minera canadiense Almaden Minerals inicie el proyecto Ixtaca, que contempla la extracción de oro y plata a cielo abierto.

También te recomendamos: ¿Consultar a los pueblos previo a la mina? La SCJN decidirá este miércoles

El Atlás del Riesgos municipal cataloga a Ixtacamaxtitlán como “de alto riesgo” por “sequías de alta intencidad”.

Entrevistado por Animal Político, Alejandro Marrercos, integrnte del Centro de Estudios para el Desarrollo (CESDER) explicó que a dos kilómetros de donde Almaden Minerals proyecta hacer su mina a cielo abierto las 600 personas que habitan Santa María se turnan el abasto de agua potable cada tres días.

La empresa canadiense admite en su manifestación de impacto ambiental que requerirá 5 millones de litros de agua diarios. En la manifestación de impacto ambiental señala que tomará el líquido principalmente de la lluvia, aunque también admite que usará “los flujos de agua subterránea en el tajo”.

El maestro en ciencias de la UNAM, Alonso Gutiérrez, realizó el análisis técnico “Proyecto de explotación y beneficio de minerales Ixtaca”, en el que revisó las proyecciones del impacto ambiental de la mina.

“La MIA presentada por Minera Gorrión -filial de Almaden Minerals- no hace un análisis integral de la totalidad sobre los posibles efectos de las obras o actividades a desarrollarse y deja fuera elementos importantes como especies (…) ríos dentro del polítogo y el SAR, además de localidades que se encuentran en el SAR y no reconoer en donde hay población indígena que no reconocen”, concluyó Gutiérrez.

Además de la preocupación por el uso de agua subterránea, los habitantes de Ixtacamaxtitlán se preguntan qué hará la minera con las toneladas de residuos que va a desechar a diario.

El proceso de ‘lavado’ de oro y plata que pretende hacer Almaden Minerals implica el uso de miles de litros de cianuro de sodio y otros químicos.

Gibrán Mubarqui, investigador en hidrología por la UAM, realizó el estudio de la mina Ixtaca en el que advirtió que, a pesar de las sequías de la zona, si se repitieran lluvias torrenciales como las registradas en 2006, 2007 y 2008, las presas de lavado de químicos mineros podrían derramarse en el Río Apulco, que se une al Río Tecolutla y desemboca en Veracruz.

En Puebla, los ríos Apulco y Tecolutlá recorren 13 municipios donde habitan 395 mil personas, sin contar al estado de Veracruz.

Entrevistada por Animal Político, la minera Gorrión -filial de Almaden Minerals- explicó que desde 2012 ha realizado nueve reuniones comunitarias, entregó 130 becas y rehabilitó las instalaciones educativas de las comunidades aledañas al proyecto Ixtaca.

También destacó que su proyecto dejaría alrededor de 130 millones de dólares en impuestos para el gobierno de Puebla durante 11 años y otros 30 millones para el municipio, donde pretende crear 600 empleos.

En abril, la Unión de Comunidades y Ejidos en Defensa de la Tierra, el Agua y la Vida, el consejo Tiyat Tlali y la organización Fundar denunciaron que integrantes de la Minera Gorrión intentaron sobornar con ofertas de trabajo a los representantes ejidales de Tecoltemi.

A cambio, les pedían ‘destrabar’el juicio de amparo que la comunidad interpuso en 2015 contra de las concesiones mineras de Amladen Minerals otorgadas por la Secretaría de Economía sin consulta ni concentimiernto de las comunidades indígenas y ejidales.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) sigue analizando el proyecto extractivo de Almaden Minerals desde octubre de 2019. También falta la resolución del Tribunal Colegiado respecto al amparo de la comunidad Tecoltemi.

Con información de Animal Político.