¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Cementerio de feminicidios: siete mujeres asesinadas cada día en México

En el Parque de la Luz de la Ciudad de México hay ahora 70 símbolos de Venus: representan a las siete mujeres asesinadas cada día en nuestro país. Esta cifra fue presentada por la agencia de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres en México, Inmujeres y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

El informe La violencia feminicida en México: Aproximaciones y tendencias 1985-2016, revela que existe una diferencia en la forma en que hombres y mujeres son asesinados en el país: “Mientras que en poco menos de 49% de los casos de feminicidios se recurrió a armas de fuego en 2016, en los homicidios de varones esta proporción es de 67.4%”, señaló Belén Sanz Luque, representante de ONU Mujeres.

“En contraste, es más frecuente el uso de medios más brutales para asesinar a las mujeres: en los últimos cinco años los objetos cortantes se usaron 1.3 veces más en los homicidios de mujeres que en los de hombres. Asimismo, se recurre tres veces más al ahorcamiento, estrangulamiento, sofocación, ahogamiento e inmersión, y el uso de sustancias y fuego es el doble que en el caso de los hombres”.

El feminicidio es la expresión más brutal de una violencia continua y sistemática hacia las mujeres, en espacios públicos y privados: desde chiflidos y comentarios sexuales no solicitados, manoseos y violencia psicológica, hasta agresiones físicas, violaciones y asesinatos.

María de la Luz Estrada, coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, destacó la impunidad que rodea a los asesinatos de mujeres en México, además de la falta de investigación efectiva y la falta de respeto a los familiares de las víctimas: “Después de que son asesinadas de manera cruel e inhumana, son objeto de campañas de desprestigio y difamación. Esto deriva en la revictimización y estigma que justifica los hechos que protegen a los feminicidas, y una vez más se pondera la palabra de los agresores frente a un delito grave”.

El informe señala la importancia de una política integral de Estado para eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas, estandarizar los protocolos de las autoridades para reducir la impunidad, mejorar la prestación de servicios para mujeres víctimas de violencia e investigar todas las muertes de mujeres por causas externas con perspectiva de género, de modo que se afirme o se descarte que se trató de un asesinato por el hecho de ser mujeres. (Vía: El Universal)