Médico obligado a trabajar sin protección, murió por COVID-19 en hospital de Ecatepec, Edomex

El médico Jorge Alejandro López Rivas atendió a pacientes sospechosos de COVID-19 en varias ocasiones sin la protección necesaria
(Imagen: Crisanta Espinosa Aguilar/Cuartoscuro)

Médicos de la UNAM, IPN y UAEM, denunciaron que Jorge Alejandro López Rivas, médico interno de pregrado, murió por complicaciones derivadas de la COVID-19 luego de ser obligado a trabajar sin la protección necesaria en un hospital público en Ecatepec de Morelos, Estado de México (Edomex).

De acuerdo con un documento que circula en redes sociales, López Rivas laboraba en el área de Urgencias del Hospital General Ecatepec “Dr. José María Rodríguez” en el que atendió a pacientes sospechosos de COVID-19 en varias ocasiones. Todo ello, “sin contar con el equipo mínimo indispensable”.

A pesar de presentar sintomatología, le pidieron continuar con su guardia

El 12 de diciembre pasado, el médico interno presentó diversos síntomas como dolor de cabeza y cuerpo. También, presentaba diarrea y pérdida del sentido del gusto. López Rivas reportó su estado de salud a los encargados del área, quienes hicieron casos omiso y le pidieron continuar con su guardia.

El médico continuaba con síntomas y el 15 de diciembre, decidió acudir al área de TRIAGE respiratorio del hospital en el que trabajaba. La nota de valoración médica del Servicio de Epidemiología, indicó que  López Rivas era un “paciente sin datos de dificultad respiratoria, afebril, neurológicamente íntegro”.

Todo ello, a pesar de la sintomatología presentada por el médico, incluso, le pidieron que permaneciera en su guardia porque “no se veía tan mal”. Ese mismo día, López Rivas se realizó una prueba PCR de COVID-19.

El 18 de diciembre, el estado de salud del médico empeoró, agregando dificultad respiratoria a los síntomas que ya presentaba. Inmediatamente, informa al servicio de Urgencias, Epidemiología y Enseñanza del hospital.

Frente a esta situación, le realizan otra prueba PCR y piden los resultados de la prueba practicada tres días antes para validar su incapacidad.

“Ya que de lo contrario se tomaría como incumplimiento de su labor, por lo cual él asiste a su servicio, con agravamiento del cuadro clínico durante la guardia, por lo que decide retirarse de la unidad”, señala el documento.

(Imagen: Twitter/@marcvs_avrelivs)

(Imagen: Twitter/@marcvs_avrelivs)

(Imagen: Twitter/@marcvs_avrelivs)

El estado de salud del médico empeora y requiere de oxígeno suplementario

Para el 21 de diciembre, el nivel de oxigenación del médico es del 79 por ciento. Ante esto, López Rivas acudió con un médico particular , “quien comienza esquema para infección por SARS-COV2 y el uso de oxígeno suplementario a 3 litros por minuto”.

El médico interno reportó su estado de salud al hospital donde trabajaba, pero le pidieron esperar los resultado de la prueba PCR. Además, le solicitaron que viera “la manera de venir a ser valorado aquí (el hospital)”.

El cuerpo de López Rivas pidió más oxígeno suplementario, los resultados de la PCR no llegaron, ni tampoco el área de Enseñanza los exigió. Tampoco, contactaron a los familiares del médico, a pesar de su ausencia por varios días, “mismas que se tomaron como faltas”.

El 4 de enero, a las 17:00 ingresaron a López Rivas al hospital en estado de gravedad. Durante 40 minutos, sus propios compañeros médicos intentaron reanimarlo, pero no fue suficiente y falleció alrededor de las 17:40 horas.

Según el documento, durante los trabajos de reanimación, los médicos no contaban con el equipo médico ni de protección necesarios para atender a su compañero.

Muerte de médico genera protestas entre colegas de pregrado de distintas universidades

Ante la muerte de su compañero, médicos internos de pregrado de la UNAM, IPN y UAEM, quienes prestan sus servicios en el Hospital General Ecatepec “Dr. José María Rodríguez”, protestaron y se declararon en asamblea permanente.

Los médicos denuncian la falta de equipo médico y de protección adecuados para atender a pacientes con COVID-19. Además, exigen contar con la vacunación contra el coronavirus SARS-COV2 al ser personal de primera línea.

También, exigen valoraciones médicas para el personal que atiende casos de COVID-19 y realización de pruebas rápidas al presentar sintomatología.

Finalmente, solicitan la sanitización y limpieza de las áreas comunes para médicos residentes e internos. Asimismo, piden que los directivos no tomen ningún tipo de represalias.

Publicidad