Líder del PRI es detenida con un jefe del Cártel de los Beltrán Leyva

Agentes de la Policía Federal detuvieron, el pasado viernes, a un presunto jefe del Cártel de los Beltrán Leyva en Acapulco, uno de los 20 objetivos prioritarios de la estrategia de Seguridad en Guerrero. El supuesto líder, Carlos Alberto N, alias “el ruso”, fue aprehendido junto con otras cinco personas, entre las que estaba Ximena Bernal Vargas, una líder juvenil del Partido Revolucionario Institucional (PRI)  Durante la detención, los policías confiscaron droga y celulares. (Vía El Diario)

Ximena Bernal es la Secretaria General de la Red de Jóvenes por México en Guerrero, la organización política mediante la que los jóvenes se integran a la acción política del PRI. En las elecciones de 2015, Ximena ocupó el lugar número 40 en la lista de candidatos a diputados federales de dicho Partido, que serían elegidos a través de representación proporcional.

La joven también es media hermana de la titular de la Secretaria de la Mujer en Guerrero, Gabriela Bernal Reséndiz, quien ya se ha deslindado de las actividades de su hermana.  (Vía Regeneración)

En un video difundido en redes sociales, la funcionaria expresó que la situación de su media hermana “es un asunto domestico que nada tiene que ver con el gobierno del estado” pues, dice, Ximena Bernal no desempeña funciones  en ninguno de los tres niveles de gobierno.

Además, Ximena Bernal Vargas es hija del ex dirigente del PRI municipal en Acapulco, Jesús Bernal Román, quien ocupó el cargo del periodo 2000 a 2003.

El presidente de la red de jóvenes priistas en el estado, Oscar Humberto Cabañas Alarcón, confirmó la función que desempeñaba la detenida y afirmó que la relación futura de ésta con el PRI será determinada en el Comité Ejecutivo Nacional. Cabañas Alarcón agregó que desconoce la vida personal de Ximena y que ignoraba por completo que mantuviera vínculos delictivos.

Mientras familiares y compañeros de filas se deslindan de la joven priista, los seis detenidos se mantienen en la espera de que un juez federal defina su situación legal.