Las empresas que han estado envueltas en escándalos

escándalo

Durante las últimas semanas un escándalo ha acaparado la atención en las redes sociales, se trata de la foto de dos empleados de La Costeña orinando sobre los chiles que vende la empresa. La polémica generada en este tema hizo que la Comisión para la Prevención Contra Riesgos del Estado de México (Coprisem) realizara una inspección que concluyó que la empresa tiene fallas en la higiene, por lo que podría ser sancionada. De principio, 12 mil latas le han sido decomisadas. (Vía Excélsior)

Sin embargo, el escándalo que envuelve a esta empresa es sólo el más reciente de varios que han afectado a otras, entre los que destacan:

El caso de “Taco Bell” en 2013, causado por la foto de un empleado lamiendo una fila de tortillas, que ocasionó que dicha cadena de comida tuviera que aclarar públicamente que había un estricto control en la producción de sus alimentos y que las tortillas de la foto no habían llegado a los consumidores. Por supuesto, igual que en La Costeña, el empleado fue despedido. (Vía Grupo Reforma)

En 2014, Burguer King tuvo su propio escándalo cuando el portal de noticias The Local reveló que varias sucursales de la cadena, en Alemania, servían productos caducados y que violaban varias medidas de higiene. La investigación presentada por The Local tuvo como consecuencia que Burguer King cerrara 89 tiendas en el país germano.

Kentucky Fried Chicken atravesó una polémica el año pasado, luego de que uno de sus consumidores difundiera una foto con la que intentaba demostrar que, en vez de pollo, en una de las sucursales se le había servido una rata empanizada. Un laboratorio examinó la pieza y determinó que la pieza en cuestión sí era pechuga de pollo, pero eso no impidió que la imagen y el rumor se volvieran virales durante semanas. (Vía Mundo Ejecutivo)

También en 2015, la empresa +Kota tuvo que enfrentar las criticas generadas por un video en el que se observa a dos de sus empleados maltratando a un hámster y a un perro en una de sus tiendas en México. El caso hizo que +Kota se enfrentara a los ataques de distintas organizaciones en pro de los animales y que la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo iniciara una averiguación contra los empleados involucrados.

Nestlé no se salvó de este tipo de golpeteos. En 2013, la empresa suiza tuvo que retirar dos platos de pasta con carne vacuna en España e Italia, pues pruebas de laboratorio encontraron que en esos productos había restos de carne de caballo. Y aunque la empresa descartó que hubiera afectaciones en la seguridad de sus alimentos, el desagrado de los consumidores se mantuvo.

Estas empresas son sólo un ejemplo de que las grandes firmas no siempre tienen el control sobre sus productos, y de que una cámara fotográfica y el alcance de las redes sociales pueden ser suficientes para que, en unas cuantas horas, se pierdan millones de clientes y millones de pesos.