La mayoría de personas en México rechazó participar en la guerra contra ISIS: GCE

En México es mucho más probable que los grupos de la delincuencia organizada cometan en el país actos terroristas, según los encuestados.

Si los Estados Unidos Mexicanos fueran llamados a participar en la lucha contra el Estado Islámico (ISIS), el 72.8% de los mexicanos se negarían a participar, y tan solo el 20.6% apoyarían este llamado, esto según datos de una encuesta elaborada el martes pasado por el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE). De acuerdo con los datos del estudio “Refugiados sirios y terrorismo”, que realizó la consultora a 600 personas de toda la nación, el 77.6% de los encuestados consideró que México debe incrementar sus niveles de seguridad, después de los ataques en París, Francia, donde perdieron la vida al menos 129 civiles a manos del grupo yihadista, mientras que 16.8% consideró que no es una medida necesaria.

En la percepción de los mexicanos interrogados, es mucho más probable que los grupos de la delincuencia organizada cometan en el país actos terroristas (39.3%) a que lo hagan los militantes de ISIS (24.2%). Y sobre su opinión del apoyo a los refugiados sirios, el 57.5% de los encuestados estaría de acuerdo en que México ofrezca asilo a quienes han escapado de Siria, que está en guerra civil contra el régimen del presidente Bashar Hafez al-Asad desde 2011 y por la aparición del grupo yihadista, que busca establecer un califato en zonas de Iraq y Siria. El 32.4% mencionó que no respaldaría la medida, en caso de que el gobierno mexicano abriera sus puertas a los sirios.

Hay que recordar que grupo extremista ISIS ha amenazado y atentado contra la población de los países que se oponen al establecimiento de su autoproclamado califato. El viernes, el grupo atacó diversos puntos en París, ocasionando la muerte de al menos 129 personas. También el 31 de octubre, un presunto ataque terrorista derribó un avión ruso que volaba de Egipto hacia el ese país. Por su parte, el Cardenal Norberto Rivera Carrera expresó en su homilía de ayer, que la nación no debe ser insensible ante la guerra del terrorismo ya que según su percepción, no se trata de un problema entre el occidente europeo y los países islamistas, sino que en el fondo se trata de un verdadero choque de culturas más que de religiones. También expresó que nuestro país pertenece cultural e históricamente a ese Occidente al que el Islam ha declarado la guerra.

“Nuestro país no puede regatear su apoyo a la guerra contra el terrorismo escudándose en la no intervención, pues de asumir esa postura pusilánime, tarde o temprano seremos víctimas de un terrorismo que por ahora sólo vemos de lejos, pero que ni siquiera imaginamos la desolación y el horror que nos puede traer”, mencionó el Cardenal.