La CNTE exige la liberación de líderes detenidos

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) exigió la liberación de dos de sus líderes detenidos el domingo 12 de junio, Rubén Núñez y Francisco Villalobos, así como de otros siete cabecillas que fueron detenidos previamente.

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), exigió la liberación de dos de sus líderes detenidos el domingo 12 de junio, Rubén Núñez y Francisco Villalobos, así como de otros siete que fueron detenidos previamente.

El día de hoy, martes 14 de junio, simpatizantes de la Coordinadora se manifestaron a las afueras de la Procuraduría General de la República en Ciudad de México. En Oaxaca, se intensificaron las manifestaciones de los últimos días tras ser desalojados el fin de semana del zócalo de la capital del estado. Por su parte, en Chiapas  los maestros reportan estar en alerta máxima pues temen represión después de que bloquearon la salida de Tuxtla Gutiérrez. (Vía: Impulso Informativo)

La Coordinadora anunció una marcha para el día de hoy en Ciudad de México a las 16 hrs. del Ángel de la Independencia al antimonumento de los 43.

Núñez fue detenido en Ciudad de México, cuando salía de la Asamblea Nacional Representativa, acusado de lavado de dinero por más de 24 millones de pesos, pues presuntamente habría firmado convenios ilegales con empresas que proveían productos y servicios a la Coordinadora. Según la PGR, estas empresas le entregaban a Núñez el 3.5% de lo que recibían. (Vía: Animal Político)

Por su parte, Francisco Villalobos fue detenido en Oaxaca, acusado de robar libros de texto gratuitos de la SEP de forma violenta.

Como te contamos aquí, al menos la detención de Nuño se dio de forma irregular, pues se incumplieron protocolos legales: doce personas vestidas de civil fueron las que lo detuvieron, en siete vehículos sin placas y sin identificación oficiales.

En los últimos diez meses, también fueron detenidos otros siete líderes: Efraín Picasso, Juan Caros Orozco, Othón Nazariega, Heriberto Margariño, Aciel Sibaja y Roberto Jiménez. La PGR aseguró que pretenden capturar a otras 24 cabezas de la Coordinadora. 

Ante las detenciones de dichos líderes, la Coordinadora y padres de familia realizaron bloqueos carreteros y tomas de instituciones en Oaxaca para exigir la liberación de quienes consideran son en realidad presos políticos. 

Para mostrar apoyo a la Coordinadora, un centenar de organizaciones de la sociedad civil enviaron una carta al presidente Enrique Peña Nieto y al gobernador Gabino Cué para instar al cese de “actos de deslegitimación, criminalización y persecución de las y los docentes en resistencia a la Reforma Educativa”. (Vía: Proceso)

Dichas organizaciones proponen, en vez de las acciones penales del gobierno, el establecimiento de una mesa de diálogo y negociación entre el Estado Mexicano y los representantes de los trabajadores de la educación de la Coordinadora. 

Recordemos que las detenciones de estos líderes ocurren en un momento coyuntural específico que se enmarca dentro de la promulgación de la Reforma Educativa en 2013 y la reciente aplicación de exámenes obligatorios de conocimiento para determinar la permanencia de los maestros.

Analistas como Julio Astillero, han visto en las detenciones de los líderes de la CNTE un intento por desarticularla, lo que

“dejaría el camino libre a los acechantes intereses empresariales que buscan entrar al negocio de la privatización educativa, y fortalecería las aspiraciones presidenciales del titular de la SEP, Aurelio Nuño Meyer” (Vía: La Jornada)

La descalificación de la Coordinadora por parte del Estado y de los medios de comunicación ha sido una constante desde su surgimiento en 1979, como una alternativa de afiliación a la del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), pues un grupo importante de maestros, sobre todo del sur del país, consideraron que este sindicato no estaba trabajando por el beneficio de los trabajadores, sino únicamente para beneficiar a sus líderes, como Elba Esther Gordillo o su predecesor, Carlos Jonguitud Barrios.