Escuela lasallista pide ‘discreción’ ante denuncias de abuso sexual

Actualización: Este jueves 8 de diciembre, La Salle difundió un comunicado firmado por el Maestro Juan René Pérez Yanes del Distrito México Norte en el que lamenta los hechos de hostigamiento sexual denunciados, anuncia que el hermano Alejandro fue separado de su cargo y da a conocer las acciones que tomarán para combatir el abuso:

La Salle, Instituto Francés de La Laguna, Durango, Acoso

Otras dos víctimas, señala El Norte, decidieron alzar la voz después de que su compañera Sofía denunciara pública y penalmente los abusos sexuales que vivió durante su voluntariado como egresada del Instituto Francés de la Laguna.

En Durango, el hermano lasallista Alejandro “G” ha sido denunciado por violación en grado de tentativa y acusado por múltiples abusos sexuales en contra de varias mujeres, incluida una egresada del Instituto Francés de la Laguna (IFL) que hizo su voluntariado en esa institución. Este martes, el colegio difundió un comunicado en el que se pide “discreción”.

En su página de Facebook, el IFL publicó una carta escrita por el visitador de la zona México Norte, Gabriel Alba Villalobos, en la que se dice “preocupado” por la imagen que proyecta la noticia de los abusos sexuales y pide a la comunidad escolar y religiosa “discreción” ante las acusaciones en contra del hermano lasallista:

 

Instituto Francés de La Laguna, Durango, Acoso
Imagen: Facebook

 

“Respecto a la noticia que acusa a un Religioso Lasallista de ‘presuntas’ conductas inadecuadas, les comunicamos que nos preocupa la imagen que proyecta la información“, señala el comunicado. “(…) Pedimos discreción ante una acusación que lastima a personas y que requiere un tratamiento por canales dedicados a estos temas”.

En Plumas Atómicas nos comunicamos con el Instituto Francés de la Laguna (IFL) para conocer su postura oficial respecto a las denuncias por abusos sexuales y el posterior comunicado. Sin embargo, nos dijeron que la persona encargada no se encontraba y se negaron a darnos el nombre de quien nos atendió. Más tarde nos redirigieron a la “Casa Central“, las oficinas centrales de la orden lasallista en el norte de México, donde René Pérez, director de la Comisión de Educación, nos prometió un comunicado oficial de La Salle. Al cierre de esta nota no lo habíamos recibido.

En respuesta a los hechos denunciados y a la reacción del IFL, miembros del Voluntariado Misionero Lasallista (VML) publicaron una carta en la que se exhorta a la institución a no interferir en la investigación, poner en marcha mecanismos de acción para prevenir la violencia y revisar las causas estructurales de la violencia en su interior:

Las denuncias

Sofía Vázquez, egresada del IFL  y quien presentó una denuncia penal contra Alejandro “G”, dijo a El Universal que el comunicado pareciera “hacer menos” el asunto: “Él [Gabriel Alba] en ningún momento se mostró con fraternidad para hablar con nosotros“, dijo.Me parece que quiere tapar algo que quizá pensaron que nunca iba a pasar”.

Este martes, la edición Laguna de Multimedios publicó una entrevista con Sofía Vázquez,quien conoció al hermano Alejandro después de terminar la preparatoria, cuando hizo su voluntariado en la misma escuela.

“Él empieza a decirme que me va a ayudar con mis temores”, relata Vázquez. “(…) A las 11 de la noche, cuando ya todos estaban dormidos, me cita en el edificio de enfrente, que se llama Centro Comunitario, en Pueblo Nuevo, Durango. (…) Ahí es cuando empiezan las cosas, me dice ‘quítate la blusa’ (…) Así se fueron dando varias sesiones en las que me pedía que me quitara más ropa, a veces me daba nalgadas. (…) Yo ya no me sentía cómoda, sentía mucho miedo cuando él me citaba, intenté alejarme y decir que no pero él se enojaba mucho, me gritaba groserías, me amenazaba“.

Instituto Francés de La Laguna, Durango, Acoso
Imagen: El Universal

Vázquez describe el abuso que vivió por parte del hermano Alejandro “G” durante su voluntariado y las consecuencias que eso tuvo en su salud mental. Intentó alejarse, pero como ella misma describe, era víctima de abuso de poder:

“Él me dice ‘te quiero ver esta noche‘. Para mí fue lo peor que me pudo haber dicho. (…) Para mí volver a imaginarme que iba a pasar todo esto fue lo peor. (…) Yo me puse muy mal, se acaba la oración de la noche a las 10 y media, me voy a mi cuarto corriendo a llorar y mis compañeras se dan cuenta. Me preguntan qué pasa, dos de ellas, nunca lo había hablado y les digo ‘me pasó esto’. Ellas me dicen ‘me pasó de la misma forma’, ‘me pasó algo similar‘ y me doy cuenta que no soy la única“.

En entrevista con Plumas Atómicas, Sofía Vázquez relata que sus padres acudieron al Instituto para hablar con Gabriel Alba el director que más tarde redactaría el comunicado difundido por el IFL. Ahí les pidieron que redactara una carta de los hechos que vivió:

“Fueron mis papás quienes hablaron con el hermano director del colegio. Luego el colegio pidió una carta mía y de mi mamá donde narrara más o menos lo que había pasado. No están haciendo nada por ayudar, solamente nos dijeron que habían hablado con el hermano Alejandro, que él había aceptado los hechos y que decidieron trasladarlo a Monterrey“.

Vázquez explica que el presunto agresor no fue sancionado de ninguna forma y solamente se le daría atención psicológica y psiquiátrica.

Hasta ahora, otras cinco mujeres también han hablado públicamente de los abusos cometidos por él, como revelan los testimonios recogidos por El Universal. Además de las denuncias ante autoridades escolares Sofía Vázquez presentó una denuncia penal contra Alejandro “G” por el delito de violación en grado de tentativa con número de averiguación 6746/18.

A pesar de la revictimización que suele ocurrir en este tipo de denuncias, incluso por parte de los medios de comunicación, Vázquez dijo a Plumas Atómicas que se siente apoyada: “La gente se ha mostrado bastante empática. Eso me da fuerza para alzar más mi voz y pedir justicia.

Por: Redacción PA.