Guerrero: hallan muerta a Ayelín, niña de 13 años desaparecida en Tixtla

Los restos de la jovencita fueron encontrados en una brecha cercana a su domicilio. Familiares exigen justicia por el asesinato de Ayelín
Imagen: Dassaev Téllez Adame/Cuartoscuro

Este lunes 19 de octubre hallaron a Ayelín Iczae, de 13 años de edad, reportada como desaparecida el pasado 15 de octubre en Tixtla, Guerrero.

Su padre, Luis Miguel Gutiérrez Gatica relató a Animal Político que en el mismo punto donde encontraron a la jovencita, buscaron muchas veces sin éxito.

“Yo creo que mi hija aquí la tenían en la colonia y la fueron a tirar en pedazos al mismo sitio de donde se la llevaron”, indicó.

El padre señaló que reconocieron el cuerpo mutilado de su hija por los tenis y la ropa que llevaba puestos el día de su desaparición.

Elementos de la policía municipal, estatal y de la Fiscalía de Guerrero se internaron en la barranca conocida como Chichipico  para abrir una brecha y rescatar los restos de la estudiante de segundo grado de secundaria.

“La dejaron tirada con sus pies juntitos y su cabeza al parecer desollada”, señalo uno de los familiares de Ayelín, quien participó en la búsqueda que comenzó el jueves en la noche luego de su desaparición.

“Vemos que llegaron muchos policías y agentes de la Fiscalía y hasta perros de búsqueda, ojalá y eso hubieran hecho desde un principio y no ahorita que ya está muerta”, reclamó este familiar.

La joven comería con su madre y su hermana pero nunca llegó

El día de la desaparición de la jovencita, la madre se comunicó con su expareja, el padre de Ayelín, para preguntarle si su hija se encontraba con él y le informó que no aparecía. El padre se unió a la búsqueda de la menor el viernes 16 desde las ocho de la mañana.

Vecinos, familiares y estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, peinaron la barranca varias veces y el cerro ubicado frente a la colonia para buscar a Ayelín pero no tuvieron suerte.

De acuerdo con la versión compartida por el padre de la adolescente a Animal Político, el jueves 15 alrededor de las 3 de la tarde, su exesposa llamó por teléfono a Ayelín para pedirle que fuera a comer al puesto de venta de material de reciclaje en donde ella trabaja ubicado a un costado de la carretera federal a Chilapa.

La jovencita decidió cruzar la barranca Chichipico para llegar rápido con su madre y su hermana, quienes la estaban esperando. Flor Marcelo, madre de la niña y otra de sus hijas, esperaban a la jovencita en el otro extremo del camino. Al ver que no llegaba, la buscaron por la misma brecha pero no la encontraron.

Le marcó a su celular pero no pudo comunicarse con ella. Desesperada ante la situación, el mismo jueves por la tarde, inició la búsqueda de su hija con el apoyo de vecinos y familiares.

“Rastreamos todo ese cerro y la barranca y nunca encontramos nada”, señaló uno de los familiares de la joven.

Familiares y vecinos presionaron a las autoridades para que encontraran a la jovencita

Ante la inacción del gobierno de Héctor Astudillo, familiares de Ayelín cerraron la carretera federal TixtlaChilpanchingo, a la altura del albergue Cienfuegos y Camus. Además, marcharon por calles de la cabecera municipal para exigir la aparición con vida de la adolescente.

El domingo 18, reanudaron la búsqueda con el apoyo de la Fiscalía, policías municipales y personal de Protección Civil de Tixtla; sin embargo, no tuvieron éxito.

Derivado de esto, decidieron bloquear nuevamente la vía federal este lunes 19 a partir de las diez de la mañana. Durante la mañana, una persona dio aviso de que en un lugar de la brecha donde caminó la joven, estaba su cuerpo desmembrado.

Inicialmente, la madre de Ayelín se opuso a que el Servicio Médico Forense (SEMEFO) se llevara los restos de su hija. Lo anterior porque afirmaba que tardarían mucho tiempo en entregarle el cuerpo de la adolescente para darle sepultura.

La alcaldesa de Tixtla, Erika Alcaraz Sosa, le prometió a la madre que se quedaría con ella en plantón frente a la Fiscalía hasta que le entregaran el cuerpo de Ayelín.

“Queremos y exigimos justicia Erika, en Tixtla, no hay seguridad”, le dijeron a la alcaldesa mientras esta se acomodaba en el asiento delantero de una camioneta blanca que junto con la mamá de Ayelín las trasladó a la Fiscalía General en donde según la propia alcaldesa, serían atendidas por el Fiscal, Jorge Zuriel de los Santos.

De acuerdo a cifras del informe de 2019 de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), cada día al menos tres menores de edad mueren en México a causa de la violencia.

Con información de Animal Político.

Publicidad