¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Por grito homofóbico se retiraron a 30 aficionados del Azteca

El cese de consignas homofóbicas es una disposición de la FIFA en todo el mundo
Por grito homofóbico se retiraron a 30 aficionados del Azteca. (Imagen:Twitter)

Directivos de comunicación de la Selección Nacional informaron que 30 aficionados fueron retirados del Estadio Azteca durante el partido México vs Panamá por emitir gritos homofóbicos.

Tras el partido México vs Panamá en el Coloso de Santa Úrsula, la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) anunció mediante un comunicado de prensa que algunos aficionados fueron retirados del estadio por emitir un grito homofóbico durante el partido.

La Federación Mexicana de fútbol agradecen a su afición por el comportamiento ejemplar durante el partido México vsPanamá en el Estadio Azteca”. (Vía: Sin Embargo)

Aunque no hubo necesidad de suspender el juego de manera momentánea, sí  se expulsó a cerca de 30 aficionados que en algún momento del partido gritaron: “puto”.

Recordemos que en 2014  la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) multó a la Selección Nacional. Esto debido a un reporte de la red de fútbol contra el racismo en Europa. Esta supervisó un partido entre México y Brasil; los aficionados de ambos equipos gritaron consignas homofóbicas durante el juego.

Desde ese momento se han sancionado constantemente este tipo de conductas, pues en el Código Disciplinario  de la FIFA, en el artículo 67 se señalan las sanciones ante las conductas antideportivas e inapropiadas por parte de los aficionados y espectadores.

Ahora elementos de seguridad y policías resguardan las bardas y butacas para verificar que los aficionados se comporten a la altura del juego.

Además del protocolo  para sancionar y prevenir las conductas antideportivas enviadas en julio, FIFA informó que las sanciones van desde la suspensión momentánea de un partido, la emisión del juego sin público e inclusive la eliminación del partido en la competencia.

Con información de: Sin Embargo