Fiscalía de Veracruz pone recompensa para capturar al exfiscal

La Fiscalía General del Estado de Veracruz ha continuado los trabajos para hacer la detención del exfiscal de la entidad, Luis Ángel Bravo Contreras, quien está acusado del delito de desaparición forzada (sí, el anterior FISCAL).

Miguel Ángel Yunes, actual gobernador veracruzano, indicó que como no han podido localizarlo, le pondrán precios a su cabe… a su captura; así mismo, corroboró que las pruebas en su contra son fuertes para imputarle este delito y procesarlo:

“La Fiscalía General cuenta con datos de prueba contundentes, que acreditan que Luis Ángel Bravo ordenó a personal bajo su mando ocultar y alterar el hallazgo de 13 cuerpos, mismos que fueron localizados en el lugar conocido como La Barranca de La Aurora, en el municipio de Emiliano Zapata, Veracruz, y que es señalado por testigos como el lugar en que arrojaban a víctimas de desaparición forzada, presuntamente cometida por servidores públicos de la Secretaría de Seguridad Pública, en el sexenio de Javier Duarte de Ochoa” (Vía: Aristegui Noticias)

Desde el 11 de mayo, Bravo Contreras ya cuenta como prófugo, pues le fue girada una orden de aprehensión, junto a una ficha policial con la cual se ofrecen hasta 5 millones de pesos mexicanos por información que lleve a su captura.

Además del exfiscal, se encuentran detenidos hasta 20 policías por el mismo delito. Aunque Bravo no desapareció personalmente a ninguna de las víctimas de las investigaciones contra él, sí entorpeció las investigaciones, además de ser señalado, según la información de la FGE, como quien ordenó la desaparición de los cuerpos referidos, que originalmente eran 19.

En algunas ocasiones, en el tiempo que Duarte fue gobernador, fueron reportados cuerpos en fosas comunes y hallados en carreteras, como ‘excremento’ misma tipificación que hacía imposible elaborar un caso para identificar el cuerpo o los motivos de la muerte del mismo.

Bravo fue el fiscal durante la administración de Javier Duarte al frente de Veracruz, en la que el gobernador desvío recursos federales y estatales de manera indiscriminada a través de diversos mecanismos, incluido el más despótico gesto hasta el momento: brindar quimioterapia falsas administrando agua destilada a niños con cáncer.

El gobierno del estado de Veracruz, a través de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, ofrece una recompensa de hasta 5 millones de pesos a la persona o personas que contribuyan a la captura de Luis Ángel Bravo Contreras, quien fue fiscal General del estado durante el periodo de Javier Duarte” (Vía: Animal Político)

Evidentemente, todo lo que ocurrió en este Estado no pudo ser solo obra del gobernador, hubo todo un sistema judicial y fiscal que lo apoyó, que estaba al mando de Luis Ángel Bravo en la FGE de Veracruz.

Por: Redacción PA.