Familiares de los jóvenes desaparecidos en Tierra Blanca realizaron un plantón en la fiscalía de Veracruz

ONGs manifestaron que lo sucedido con los jóvenes en Tierra Blanca es la confirmación de los vínculos entre la policía estatal y la delincuencia organizada.
jóvenes

Las madres de los cinco jóvenes desaparecidos en Tierra Blanca, Veracruz, realizaron un plantón en las instalaciones de la Fiscalía General del estado para exigir la renuncia e investigación de Arturo Bermúdez Zurita, cabeza de la Secretaría de Seguridad Pública veracruzana (SSP). La protesta comenzó a las 6:30 de la mañana donde instalaron un bloqueo en los tres accesos al edificio oficial. Tampoco permitieron la entrada a los trabajadores de la dependencia.

La integrante del colectivo Solecito de Veracruz, Lucía de los Ángeles Díaz, dijo: “el mensaje es ambicioso, queremos que el presidente de la República Enrique Peña Nieto se entere de lo que pasa en Veracruz. Es insostenible la situación que hemos alcanzado, hemos llegado a niveles atroces”.

“Queremos la renuncia de Bermúdez Zurita, una investigación en donde explique de qué manera, si por acción u omisión ha sucedido todo esto ¿qué involucramiento tiene? La policía de Veracruz ha sido sistemática en la desaparición de muchachos”.

A su vez, Sara Rodríguez González, del colectivo Por la Paz Xalapa, declaró que “en el caso Tierra Blanca es la confirmación de una serie de sospechas de los vínculos entre la policía estatal y la delincuencia organizada” y agregó: “no nada más son los cinco de Tierra Blanca, somos miles lo que estamos con familiares de desaparecidos, pero nuestros casos están en el olvido, tenemos investigaciones con cuatro o diez tomos, pero nuestros familiares no aparecen”.

Por otro lado, el gobernador veracruzano, Javier Duarte de Ochoa, reconoció que la desaparición de los cinco muchachos, ocurrida el pasado 11 de enero a manos de agentes de la Policía Estatal, es un hecho que indigna, pero que “no debe empañar el esfuerzo y dedicación de miles de elementos por el actuar de unos cuantos malos elementos”.

En conferencia de prensa para dar a conocer los avances del estado en materia de seguridad pública y procuración de justicia, Duarte de Ochoa declaró que los “siete malos elementos de la Policía Estatal traicionaron a Veracruz, denigraron su uniforme y compromiso al cometer el delito de desaparición forzada, privando de la libertad de estos  jóvenes.

Y expresó que desde que conoció el caso, instruyó al secretario de la SSP del estado a iniciar una investigación interna para deslindar las responsabilidades de quienes participaron y actuaron en consecuencia, investigación con la que, de acuerdo con Duarte de Ochoa, se logró la captura de los siete policías estatales y la de un operador del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Tierra Blanca, además de que hay otros 27 policías en calidad de presentados.