¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

74 de cada 100 mexicanos que nacen en pobreza morirán pobres, revela estudio

El tono de piel, sexo y origen sí influyen para poder acceder a un mejor nivel socioeconómico y educativo
Desigualad económica y de oportunidades en México. Imagen: Especial

Un nuevo estudio realizado por Centro de Estudios Espinoza Yglesias (CEEY), muestra que 74 de cada 100 mexicanos que nacen en pobreza mueren en esa condición.

El estudio también muestra que para acceder a un mejor nivel social, educativo y económico influye el lugar de nacimiento, si eres hombre o mujer e incluso el color de piel. Estos datos son parte del documento “Movilidad Social en México 2019”.

La desigualdad observada en el país tiene que ver con la movilidad social. En otras palabras, en la medida en que se elimine la desigualdad de oportunidades, las opciones de movilidad resultarán mayores y con ello vendrá el reconocimiento entre los miembros de la sociedad, lo que ampliará los objetivos y necesidades de la misma, volviéndolos más cercanos.

Un ejemplo de las afectaciones del país se pueden observar en la región sur y norte del territorio. En el caso de la región sur, el estudio aprecia una situación “de nulas posibilidades de ascenso social” mientras que en la región norte se puede observar que tienen mayor posibilidad para salir de la pobreza.

“La movilidad social aún es baja: 74 de cada 100 personas que nacen en la parte más baja de la escalera social, no logran superar la condición de pobreza”, destaca el estudio de Movilidad Social 2019.

De este modo, en el caso de la movilidad educativa, el estudio detecta de los hijos de los padres con mayores niveles de educación también alcanzan una formación profesional, lo que significa una tasa 12 veces mayor que los hijos de los padres sin escolaridad.

La desigualdad de oportunidades presente en los empleos es otro factor que afecta el crecimiento de movilidad en la población, por lo tanto, se menciona que únicamente el 3% de los hijos de padres con ocupaciones agrícolas alcanzan el nivel ocupacional más alto mientras que los hijos de padres con ocupaciones no manuales de alta calificación (directivas o estudios profesionales) presentan una probabilidad de 34% de lograrlo.

En un contexto regional, México es un país de lados muy opuestos, por lo que el estudio revela que en el sur, 86 de cada 100 mexicanos nacidos en condiciones de pobreza no logran salir de esa condición. En el norte, esa proporción cambia a 54 de cada 100.
“En particular, las regiones sur y centro tienen el reto de reducir la brecha de oportunidades entre su población, pero en el sur, además, está el reto de generar las oportunidades”, se agrega en el estudio.

Desigualdad nacional y por región. Imagen: CEEY

Agregado a ello, otros factores como el sexo y el color de piel son razones que implican que se pueda o no salir de la pobreza y alcanzar una mejor posición socioeconómica. Aunque mujeres y hombres estén en iguales condiciones, ya sea de origen o color, las mujeres tienen menos posibilidad de superar la pobreza.

“Los resultados muestran que las ventajas o logros que alcanzan las mujeres son más limitados que los de los hombres con condiciones de origen equivalentes, y se agudiza cuando parten de posiciones menos favorables. Si una mujer nació en condiciones de pobreza, tendrá menos probabilidades que un hombre de escapar de esta. Asimismo, si sus padres tienen bajos niveles educativos, tendrá más probabilidades de quedarse con baja educación que un hombre”, concluye el estudio.

Una causal de este panorama es que las mujeres están presentes en un 43% en el mercado laboral y este desciende hasta 36% cuando tienen hijos menores de 6 años. En cambio los hombres, participan en un 82%.

Otro de los factor es el tono de piel; el estudio estima que los mexicanos de tono de piel más oscuro presentan menos oportunidades de movilidad social y económica comparado con aquellos de tono de piel más claro. 

https://noticieros.televisa.com/especiales/el-1-que-controla-tu-destino-mexico-y-la-desigualdad/

Ante los resultados del estudio, Roberto Vélez, director ejecutivo del CEEY, señaló que México necesita generar una sociedad con igualdad de oportunidades en la que no influya ninguno de los factores enlistados en el estudio:

  • Estatus socioeconómico
  • Educación
  • Ocupación
  • Riqueza
  • Género (Mujeres y Hombres)
  • Tono de Piel

Por último, el Centro de Estudios Espinoza Yglesias, hizo un llamado al Estado para que genere oportunidades iguales a las personas y puedan así acceder a un crecimiento personal y profesional justo en un mejor entorno social y económico.

Con información de: CEEY.