Encuentran restos de mamut en patio de una casa en Ixtlahuaca

La familia Morales Ordaz quería construir una cisterna y dio con un descubrimiento arqueológico sin igual
La familia iba a construir una cisterna | Foto: Cuartoscuro

Durante la construcción de una cisterna, una familia encontró los restos de un mamut gigante en el patio de su casa, ubicada en Ixtlahuaca, Estado de México

Este ha sido el primer hallazgo de su tipo en San Lorenzo Toxico, al norte de su entidad mexiquense. Y, desde hace quince días de su descubrimiento, los habitantes del domicilio y vecinos se han unido para resguardar los huesos de este ejemplar. 

Incluso, han pedido que se cambié el nombre de la localidad por “Toxico del Mamut” o “Toxico de los Gigantes”. Y es que, el descubrimiento realizado por casualidad se ha vuelto todo un fenómeno del lugar. 

Encontró restos de un mamut gigante | Twitter @GermanZepeda

Descubren restos de mamut 

Los hombres de la familia Morales Ordaz son albañiles de ocupación, por lo que, ante la escasez de agua en el Valle de México decidieron hacer una cisterna. 

Para ello, excavaron una fosa de dos metros de profundidad, próximamente. Fue entonces cuando encontraron partes del esqueleto de un mamut, al parecer, se trata de un hueso de fémur y mentón, que datan de hace 10 mil años.

Toda mi familia está a gusto porque dicen en todos lados que no hay (mamuts) y de buenas a primeras los encontramos aquí”, cita el Heraldo de México las palabras de Adolfo Morales, padre de la familia responsable del hallazgo

Dieron aviso al INAH y resguardan el hallazgo | Foto: Cuartoscuro

Luego de percatarse que en la fosa de dos metros de profundidad por 7 de largo y cinco de ancho habían encontrado huesos de gran tamaño, la familia dio parte al INAH. Institución que ya realizó el peritaje correspondiente.

La familia Morales Ordaz llegó a Ixtlahuaca a principios de de los dos miles, cuando aún eran cerros, terrenos y había poca señal de comunicaciones. Nunca se imaginaron encontrar este tesoro en su patio. 

Y ahora, informan, que existe el interés de las autoridades para continuar con las excavaciones en busca de otros materiales óseos de estas criaturas que habitaron la Tierra hace más de 10 mil años. 

Habitantes están felices con el hallazgo | Foto: Cuartoscuro

El domicilio donde se encontraron los restos está ubicado en el Estado de México, a un costado de la carretera Toluca-Atlacomulco. Por lo que, especialistas del INAH en esta entidad, han dado seguimiento al descubrimiento.

***

No te pierdas el mejor contenido de Plumas Atómicas en su canal de YouTube

ANUNCIO