El Presidente Barack Obama anunció visita a Cuba en marzo

Obama había expresado su intención de visitar a Cuba, pero había puesto como condición poder reunirse con disidentes y defensores de los derechos humanos.
Obama

Y lo que parecía imposible hace algunas décadas, ahora es toda una realidad, y es que el presidente de Estados Unidos, Barack Hussein Obama, anunció que prepara una visita, por demás histórica, a Cuba, la cual podría producirse el 21 y 22 del mes de marzo.

“Podemos confirmar que (este jueves) la Administración anunciará un viaje del presidente a América Latina, incluyendo Cuba, en las próximas semanas”, según confirmó un alto funcionario del gobierno a la cadena BBC.

Y es que la visita de Obama a la isla será la primera de un presidente de Estados Unidos desde enero de 1928, cuando el Presidente John Calvin Coolidge Jr. viajó a Cuba. También en el 2011 el expresidente James Earl “Jimmy” Carter, Jr. visitó la isla. Esta visita de un presidente estadounidense en funciones sería un paso simbólico en el proceso de acercamiento entre los dos naciones.

El año pasado (17 diciembre de 2014) Cuba y Estados Unidos anunciaron el restablecimiento de relaciones tras más de cincuenta años de enfrentamiento ideológico. Ya para el el 20 julio de 2015, se reabrieron las respectivas embajadas y se reanudaron formalmente las relaciones diplomáticas. Y no solo eso, Obama y Raúl Castro ya se habían en la Cumbre de las Américas celebrada en Panamá.

En el marco de estos acercamientos, Obama ya había expresado su intención de visitar a Cuba, pero había puesto como condición poder reunirse con disidentes y defensores de los derechos humanos. Después de la Cumbre de las Américas, volvieron a verse en septiembre del mismo año con motivo de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

Y es que el acercamiento entre Cuba y los Estados Unidos avanza a pasos agigantados cada día, pues como parte del progresivo acercamiento, esta semana se anunció que los vuelos comerciales desde Estados Unidos volverán a aterrizar en Cuba y que medio siglo después una empresa estadounidense se instalará en la isla. Sin embargo, uno de los temas que sigue obstaculizando la normalización plena de relaciones es el embargo económico y comercial que Estados Unidos impuso a Cuba hace más de cincuenta años. Aunque el levantamiento completo depende del Congreso, es de hacer notar que Obama tomó medidas ejecutivas para flexibilizarlo.

Tal parece que estas dos naciones protagónicas en la historia actual de continente americano buscan un nuevo horizonte en sus relaciones, una nueva relación que este de acorde con estos tiempos o como dice el refrán ” renovarse o morir”.