El gobernador de Quintana Roo quiere esconder los feminicidios

Según la periodista Lydia Cacho, Roberto Borge, gobernador priista de Quintana Roo, no solo no está trabajando para resolver la crisis de feminicidios en su estado, su estrategia apunta más bien a disimularlos.

En un artículo publicado en Aristegui Noticias (puedes leerlo aquí), Lydia Cacho denunció la grave situación que se vive en este estado del sureste mexicano. Con ello se suma a las protestas que recorrieron Cancún la semana pasada, donde un grupo de estudiantes pidió que se terminaran los feminicidios en el estado y recordó el asesinato violento de María Karen Carrasco Castilla, quien fue agredida sexualmente antes de ser asesinada. Pero, Cacho recuerda, el gobernador prefiere condenar a los que denuncian, antes que a los perpetradores de los crímenes. Según declaro hace poco:

“Quien denuncia feminicidio atenta contra Quintana Roo y pretende hacerle daño a la industria turística que vive del buen nombre del estado”

¿Hay que proteger “el buen nombre del estado“ por sobre la vida de su ciudadanía?

Quintana Roo es una de las entidades más hostiles contra las mujeres y contra la libertad de expresión. De acuerdo al texto de la periodista:

“El estado es el número 2 en explotación sexual infantil, en 4 en consumo de pornografía infantil, los secuestros han incrementado un 34% en este sexenio. Las mujeres el este estado ganan un 52% menos que los hombres. El municipio de Solidaridad (Playa del Carmen) tienen el índice más alto en Trata para la mendicidad en el sureste“

Adicionalmente, hace algunos meses el Congreso local aprobó una ley de “protección de periodistas“ (impulsada por Borge) que más bien los desprotegía. La ley solo contemplaba a los medios aprobados por el gobierno, es decir, únicamente a quienes trabajaran por nómina en un medio impreso que no saliera del estado. Por poner un ejemplo, Rubén Espinosa, asesinado en los multihomicidios de la Narvarte, en el DF, no calificaría como “periodista“ en Quintana Roo.

Cancún, paraíso de feminicidios. Foto: dronepicr
Cancún, paraíso de feminicidios. Foto: dronepicr

A los reclamos para detener la violencia contra las mujeres, Roberto Borge responde atacando a los periodistas y a todo aquel que se atreva a denunciar la situación.

Por: Redacción PA.