Se detectó un posible brote de coronavirus en la Selva Lacandona

Aparentemente, un pastor evangélico murió tras presentar por varios días síntomas de COVID-19
Se detectó un posible brote de coronavirus en la Selva Lacandona (Imagen: Pixabay)

Se detectó un posible brote coronavirus en la Selva Lacandona, un pastor evangélico que presentaba los síntomas del virus murió. Asimismo, se han reportado a otras cinco personas en estado crítico.

También te recomendamos: Hombres tienen el doble de probabilidad de morir por COVID-19: estudio

El Gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, recibió una carta por parte de los indígenas choles y tzeltales de la comunidad Palestina, un municipio de Ocosingo, ubicado en la región de la Selva Lacandona, en el documento reportaron que el 28 de abril falleció  un pastor evangélico quién había presentado los síntomas de COVID-19 durante varios días.

Una vez que presentó síntomas, el paciente fue llevado a una clínica de Campo del IMSS Bienestar, no obstante, el paciente no mejoró con los tratamientos otorgados. Decidieron trasladarlo a la ciudad de Palenque o a Benemerito de Las Américas, sin embargo, las creencias religiosas del paciente lo impidieron. 

Consecuentemente, el martes 28 de abril falleció, su cuerpo fue velado en el hogar de su familia, ubicado cerca del templo que dirigía, se espera que familiares que residen en Estados Unidos se dirijan al lugar en el que está el cuerpo par que sea velado de manera adecuada.

Nuestro temor es que en la comunidad hay cinco personas más con los mismos síntomas, y en la comunidad las personas no hacen caso a las recomendaciones de sana distancia, lavarse las manos o usar cubrebocas. El parque, campo de fútbol y otros espacios públicos siguen concurridos“. (Vía: Proceso)

En la carta dirigida al gobernador también le pedían que tanto autoridades gubernamentales como de salud intervinieran para aplicar correctamente tanto las medidas de prevención como de cuidados antes casos de COVID-19 en esa comunidad u otras. Pues había otras cinco personas que presentaban los mismos síntomas que el pastor evangélico.

Se espera que con las medidas de distancia social y confinamiento se aminore la curva de contagio en la Ciudad de México (CDMX), pero en las zonas rurales y en la selva parece no existir un protocolo adecuado para combatir al coronavirus.

Con información de: Proceso