Conflicto en poblado de Michoacán por maquina tragamonedas

Las máquinas tragamonedas fueron retiradas por las autoridades por lo que tras varias horas de diálogo se logró el restablecimiento de la tranquilidad.
Michoacán

La instalación de máquinas tragamonedas en la Nueva Jerusalén, comunidad ubicada en el municipio de Turicato, Michoacán, provocó conflictos entre sus pobladores, por lo que personal de la Secretaría de Gobierno estatal se vio en la necesidad de intervenir y retirarlas.

Asimismo, los habitantes de la Nueva Jerusalén estuvieron a punto de enfrentarse luego de que el grupo radical liderado por el sacerdote Martín de Tours se opuso a la instalación de esas máquinas.

El grupo conocido como religioso se manifestó en contra de la colocación de máquinas tragamonedas en el pueblo, hecho que provocó la movilización en el municipio de más fuerzas estatales y federales a fin de evitar cualquier conflicto.

Y es que la tensión entre los extremistas católicos y el grupo de laicos que habitan la comunidad, la cual es también conocida como “La Ermita”, se prolongó durante varias horas.

A su vez, por medio de un comunicado, la dependencia detalló que ante la tensión que generó el hecho fue necesaria la presencia en el lugar de las fuerzas estatales y federales para evitar cualquier conflicto.

Por su parte, el director de Gobernación, Daniel Rangel Piñón, y el subdirector Víctor Lara atendieron a los inconformes, así como al grupo de los autodenominados laicos, con los que se estableció el acuerdo de continuar el diálogo para el próximo 9 de junio en la ciudad de Morelia.

Cabe mencionar que la comunidad de La Nueva Jerusalén se rige por autoridades comunales y líderes religiosos. Y desde hace algunos años dos grupos disputan el control del lugar: Martín de Tours quien sucedió en el mando a Papá Nabor, fundador de la secta y laicos que ven con bien la apertura del pueblo.

Tambien resalta que en las costumbres del lugar se obliga a sus habitantes a vestir ropas específicas, a las mujeres a cubrir la cabeza y se prohiben aparatos tecnológicos como la televisión.

Por lo tocante a las máquinas tragamonedas, estas fueron retiradas por las autoridades, por lo que tras más de cuatro horas de diálogo se logró el restablecimiento de la tranquilidad en la localidad.