¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

CNDH reporta 302 denuncias por violencia en instancias del DIF

La CNDH reportó 302 denuncias por violencia en las instancias del DIF
CNDH denuncia al DIF por violación de derechos humanos

La CNDH reportó 302 denuncias por distintos tipos de violencia en las instancias del DIF en el país.

También te puede interesar: El DIF entregará desayunos calientes para 2020

La CNDH reconoce nueve derechos fundamentales de las niñas y los niños: a la vida, a la prioridad, a la identidad, a vivir en familia, a la igualdad sustantiva, a no ser discriminado/a, a vivir en condiciones de bienestar, a una vida libre de violencia, a la protección a la salud. Es responsabilidad de las autoridades garantizar estos derechos, pero no siempre sucede. (Vía: CNDH)

Un censo del INEGI en 2015 contabilizó a 33,118 niñas, niños y adolescentes bajo la protección de 875 casas hogar, centros de asistencia social (CAS), albergues, refugios y demás modalidades de cuidado institucional en todo el país. Las entidades con mayor población albergada fueron: Baja California, Jalisco, Ciudad de México, Chihuahua y Estado de México.

De los 875 albergues, 385 alojan tanto a menores como mayores de edad, 431 funcionan con recursos públicos y privados, 376 sólo con recursos privados y 68 sólo con recursos públicos. Llama también la atención el número de personal con el que cuentan, ya que 14.9% tiene entre 10 y 14 empleados, 8.9% tiene entre 15 y 19, 8.4% cuenta con tres personas. 3.3% no tiene personal y sólo 1.3% dispone de más de cien personas en su plantilla.

Únicamente quince centros de albergue en el país pueden contener a 200 personas. El resto tiene una posibilidad menor a 50: 132 albergues de 40-49 personas, 139 de 20 a 29 y 146 de 1 a 19. Ahora bien, aunque todos los albergues debería de tener servicio médico, 2.9% no los tienen. 

Desde 1998, la CNDH ha presentado siete recomendaciones a distintas entidades federativas para asegurar el bienestar de los y las niñas que viven en albergues. Esto se debe a que se han registrado casos terribles en distintos CAS del país. Por ejemplo:

En 2007, 600 niñas que vivían en “Villa de las Niñas”, Chalco, Estado de México padecieron un trastorno psicogénico que les impedía hablar y caminar. Dicha condición fue el resultado de severos métodos disciplinarios, en el que las niñas eran sometidas a largas jornadas de trabajo en las que elaboraban productos para su venta externa. Sólo podían ver a su familia una vez al año, además de que recibían violencia física y psicológica.

En 2008, se liberaron a 126 niñas, niños y adolescentes que estaban en privación de libertad en el albergue “Casitas del Sur”. Igualmente, se detectó la desaparición de veintisiete personas que ingresaron a ese centro y otros albergues afiliados.

En 2014, el albergue “La Gran Familia” en Zamora, Michoacán, encontró que más de 500 niñas, niños y adolescentes eran sometidos a castigos inhumanos, como “permanecer varios días sin comer o estar encerrados en una celda no mayor de tres metros cuadrados“. Estos son sólo algunos de los casos de violencia y abuso a los que se han visto expuestos los y las niñas que viven en refugios.

Delitos cometidos contra niños, niñas y adolescentes. (Imagen: CNDH)

Para el reporte de 2019, hubo instancias estatales que no ofrecieron información como las fiscalías de Morelos, Nayarit, Sonora y Tabasco; los DIF de Hidalgo, Michoacán y Yucatán. La CNDH identificó a 319 personas mayores de 18 años en distintos CAS, lo que permite asumir que existe contacto entre personas adultas y menores.

Aunque la mayoría de los residentes son mexicanos, 319 extranjeros vienen de Estados Unidos, Canadá, Honduras, El Salvador, Guatemala, Puerto Rico, Brasil, Haití, Francia, Reino Unido, Bulgaria e India. Coahuila, por su parte, reportó a 205 niñas, niños y adolescentes de origen extranjero, sin especificar su nacionalidad. Igualmente, se identificaron a 9 menores indígenas y 529 menores con alguna discapacidad. 

Motivos de ingreso a CAS y albergues. (Imagen: CNDH)

Únicamente 8% de los menores son candidatos a adopción.

La mayoría de los niños que entran a un refugio lo hacen por protección/guarda, migración, omisión de cuidados, ingreso voluntario, maltrato, abandono y violencia familiar. Se han reportado 302 denuncias en procuradurías o fiscalías estatales.

  • Estado de México- 136 denuncias
  • Chihuahua- 41 denuncias
  • Veracruz- 30 denuncias
  • Baja California- 28 denuncias
  • Michoacán- 17 denuncias
  • Jalisco- 16 denuncias
  • Coahuila- 12 denuncias
  • Baja California Sur- 6 denuncias
  • Oaxaca- 4 denuncias
  • Guerrero-3 denuncias
  • Puebla- 3 denuncias
  • Sinaloa- 2 denuncias
  • Tamaulipas- 2 denuncias
  • Quintana Roo- 1 denuncia
  • Zacatecas- 1 denuncia

De los delitos se contabilizaron 66 denuncias por desapariciones de personas, 35 por violencia familiar equiparada, 15 por violación, 11 lesiones/maltrato, 11 por abuso sexual, 7 por abandono u omisión de cuidados, 3 por retención ilícita y 4 por otros delitos.

Determinación de averiguaciones previas o carpetas de investigación. (Imagen: CNDH)

Con información del Informe Especial sobre la situación de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la CNDH.