¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?
4T

El DIF entregará desayunos calientes para 2020

Actualmente el programa consiste en entregar desayunos fríos y la mitad calientes
DIF entregará desayunos calientes con la intención de disminuir la obesidad infantil

Se estima que para 2020 los desayunos que entregue el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) sean calientes. Actualmente, la mitad de éstos se entregan fríos.

El programa de desayunos fríos consiste en entregar desayunos a estudiantes de nivel preescolar o primaria que sean diagnosticados con desnutrición o riesgo, pues según el UNICEF, 1 de cada 8 niños padece desnutrición crónica en México. La entrega tiene un costo de recuperación de cincuenta centavos y el estado absorbe la mayor cantidad del gasto. (Vía: DIF)

La intención de entregar alimentos calientes es reducir el consumo de productos altos en azúcar, pues el desayuno frío entrega un cuarto de leche, una barra de cereal y una fruta deshidratada (o fresca). Estos alimentos, aunque aportan parte de los nutrimentos requeridos, no cumplen con el platillo del buen comer.

De este modo se estaría combatiendo la obesidad infantil en México: pues también según el UNICEF, en México 1 de cada 3 niños entre los 6 y los 19 años padece sobrepeso u obesidad. Los desayunos calientes cubrirían el requerimiento diario del 25-30% de la ingesta de calorías diarias.

La migración entre desayunos fríos y desayunos calientes se hará de forma gradual, de tal manera que para finales de 2020 todas las entregas sean de desayunos calientes. En febrero de 2019, se declaró que el 10% de las instancias del DIF ya ofrecían desayunos calientes. Esto sucede principalmente en Nayarit, Tabasco y Tamaulipas donde el programa ya se realiza completamente.

La transición contempla la firma de convenios para el equipamiento de las instalaciones. En promedio se entregan diariamente 6 millones de desayunos a niños y niñas de entre 6 y 12 años de edad, que se encuentran en situación de vulnerabilidad. (Vía: La Jornada)

En México, la desnutrición moderada se da principalmente en el Estado de México, Chiapas, Veracruz, Ciudad de México y Guerrero. Por su parte, los estados con mayores niveles de obesidad son Yucatán, Baja California Sur, Campeche, Tabasco y Baja California. (Vía: El Economista)

Se espera que el cambio logre disminuir la brecha entre obesidad y desnutrición presente en México.