El Consejo de la Judicatura solicitó un incremento presupuestal de casi 20 %

El mayor gasto del Consejo de la Judicatura es en servicios personales. En 2016, tiene 46 mil 77 millones de pesos para salarios y prestaciones, lo que implica que cada una de las 41 mil 584 plazas laborales tendrá un costo promedio de 1.1 millones de pesos.

El Consejo de la Judicatura Federal (CFJ) solicitó, para el próximo año, un incremento presupuestal de casi 20%, pese a que en los cuatro años previos dejó de ejercer más de 8 mil 600 millones de pesos. De acuerdo al diario Reforma, este monto de al menos 2 mil millones de pesos de los mexicanos, se encuentran en un fideicomiso bancario que impide que esos recursos sean regresados a la Tesorería de la Federación por no haberse ejercido.

Para el 2017, la Judicatura quiere un presupuesto de casi 67 mil millones de pesos, 11 mil millones de pesos más que lo obtenido en 2016 y el doble de recursos que ejerció en 2012. La petición presupuestal argumenta que la carga de trabajo de la justicia federal se ha cuadruplicado desde 1995 y llegará a 1.4 millones de expedientes este año, alentada por la nueva Ley de Amparo que, desde 2013, hace extremadamente fácil promover este tipo de demandas.

Y, para “mantener la operación cotidiana”, el CJF afirmó necesitar 54 mil 903 millones de pesos, mientras que el resto sería para consolidar el nuevo sistema penal. Además, para crear 41 nuevos tribunales, echar a andar el sistema de justicia para adolescentes, e incluso establecer 35 juzgados laborales si prospera la reforma para que esos litigios pasen al Poder Judicial.

No obstante, entre 2012 y 2015, la Judicatura no utilizó 8 mil 617 millones de pesos, lo que representa el 5.3% de los 162 mil 471 millones de pesos que le asignó la Cámara de Diputados en ese lapso. En 2013, el subejercicio fue histórico: llegó a 3 mil 543 millones de pesos, casi 9% de lo asignado.

 De 2015 a 2016, por primera vez el CJF obtuvo de la Cámara de Diputados todo lo que pidió: un aumento de 26.8%, que ahora es el piso para su nueva solicitud de casi 67 mil millones de pesos. El mayor gasto del Consejo de la Judicatura es en servicios personales. En 2016, tiene 46 mil 77 millones de pesos para salarios y prestaciones, lo que implica que cada una de las 41 mil 584 plazas laborales tendrá un costo promedio de 1.1 millones de pesos.