Hay 1320% más armas incautadas que licencias vigentes para portarlas

Durante la administración de Peña Nieto se han incautado 1320% más armas de fuego que el número actual de licencias vigentes para portarlas, según cifras de la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Hasta el primer trimestre de 2018 existen 3 mil 152 licencias vigentes para portar armas de fuego, según la Sedena. Por otro lado, entre diciembre de 2012 y junio de 2017, la PGR ha documentado el aseguramiento de 44 mil 760 armas de fuego. La cifra más alta durante la administración, 10 mil 359, fue presentada en el informe de labores más reciente de la dependencia.

Armas aseguradas antes de ser sometidas a destrucción, en Oaxaca. Foto: SSP Oaxaca

En México, para conseguir una licencia para portar armas de fuego, uno debe pasar por un largo trámite: necesitas pagar 2 mil 124 pesos –2 mil 339 si es electrónico– en un banco, ir a unas oficinas de la Sedena en Irrigación, entregar una carta “a modo honesto de vivir”, certificados médicos, no tener condenas, no drogarte, comprobante de domicilio y justificar los motivos.

Para comprar una sin licencia, es tan sencillo como bajarse en el Metro La Merced y buscar un puesto que venda estos artículos, según lo que se ha documentado en diarios de la Ciudad de México.

En México, las incautaciones de armas de fuego no se detienen. Apenas el 9 de junio, en Nonoava, Chihuahua, detuvieron a Jesús Manuel “N”, mejor conocido como El Chuma, el presunto nuevo jefe del Cártel del Tigre, y otras dos personas. La Fiscalía de la entidad informó que en su poder tenían una AK-47 y una sebametralladora tipo Uzi.

Armas aseguradas en Nonoava el pasado 9 de junio. Foto: Fiscalía General del Estado de Chihuahua

Además, la PGR informó este 15 de junio que dos personas en el Estado de México fueron detenidas con un arma, cargador y cartuchos útiles del calibre .32 mm; y otro individuo fue detenido el 14 en Zacatecas con un arma de fuego calibre .45, con un cargador y siete cartuchos útiles.

De acuerdo con el Quinto Informe de Labores de la PGR, la mayoría de las armas de fuego fueron aseguradas en Nuevo León, Sonora y Guerrero en el periodo de septiembre de 2016 a junio de 2017. Además, de las armas largas –que fueron el 78%–, predominaron los calibres .22 escopeta y 7.62 x 39, para armas como la AK-47.

Cifras de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) apuntan que el Sistema Integrado de Identificación Balística (IBIS), conectado con la Interpol para identificar la entrada ilícita de armas de fuego al país, ha detectado desde 2012 hasta junio de 2017 el ingreso total de 92 mil 207 elementos balísticos.

Armas aseguradas en Puebla. Foto: Fiscalía General del Estado de Puebla

En marzo de 2017, el senador Zoé Robledo señaló ante la Cámara que México había pasado de ser el lugar 22 en el tráfico de armas al número cinco a nivel internacional. En ese sentido, apuntó que las autoridades sólo confiscan el 14% de las 252 mil armas que cruzan anualmente de forma ilegal desde Estados Unidos.

El legislador, con base en estudios especializados, agregó que en los años recientes aumentó el número de armerías a lo largo de la frontera norte, lo cual llevó a que en México circulen más de 15 millones de armas de manera ilícita. De estas, dijo Robledo, el 80% provienen de Estados Unidos.

“El aumento en el tráfico ilegal de armas ha sido un factor para que en los últimos años México haya sufrido el incremento de la delincuencia en general, lo cual ha afectado sensiblemente las estructuras sociales, económicas, políticas e institucionales, provocando una elevada percepción de la inseguridad por parte de sus habitantes”, señaló el legislador.

El tráfico de armas de fuego ha sido un tema central en la relación de México con Estados Unidos, y, aunque siguen transitando al país y Trump no ha anunciado alguna medida contundente contra este problema, la PGR señala que en septiembre de 2016 se realizaron varias actividades en Estados Unidos sobre el tráfico de armas al país, así como eventos de políticas públicas. Ya veremos si alguna de estas acciones trasciende en un freno al tráfico de armas y su circulación ilegal.