Otro presunto violador amparado en Veracruz

Otro juez. Otro caso de violación. Otra víctima. Otro presunto victimario. Mismo estado. Por segunda vez en una semana las autoridades de Veracruz emiten un mensaje claro: en esa entidad puede abusar sexualmente de una persona sin sufrir las consecuencias, siempre y cuando seas rico o tengas las conexiones necesarias.

Mientras las redes sociales se volcaban en criticar al juez Anuar González Hemadi que otorgó una amparo a uno de los Porkys que se hicieron notorios por la presunta violación de Daphne, el día de ayer un juez veracruzano otorgó a Jorge Francisco Pereda Ceballos un amparo que anula la orden de aprehensión en su contra. Al estudiante de la UVM de Boca del Río se le acusa de haber violado a una joven y subido el video de la violación a redes sociales y una página de videos pornográficos. (Vía: Sin Embargo)

El caso ocurrió en el fraccionamiento La Tampiquera, en Boca del Río, Veracruz. El hecho, que causó revuelo en marzo del año pasado, se hizo notorio a través del video que grabaron los mismos jóvenes. Tres jóvenes, todos ellos estudiantes de la Universidad del Valle de México, grabaron la violación de Karla, una chica de 19 años, y más tarde subieron el video a las redes sociales. (Vía: Proceso)

 

Uno de los implicados, Oswaldo Rafael Cruz, resultó ser hijo de Rafael Cruz Hernández, entonces director de la secretaria de desarrollo agropecuario (SEDARPA) en el gobierno de Javier Duarte. Cruz, acusado de pornografía, no ha pisado la cárcel ni ha dado la cara y para muchos veracruzanos eso se debe directamente a la posición privilegiada de su padre. (Vía: La Jornada)

Ahora, un año después de que se hiciera público lo ocurrido, el juez Arquímedes Gregorio Loranca le otorga al ex estudiante de la UVM un amparo. El presunto violador se declaró inocente pues, en sus términos, “la relación fue consensuada”, aunque en el video se aprecia muy claramente que la joven está inconsciente yq ue incluso hacia el final del video Pereda Ceballos hace el ademán de ahorcarla hasta que esta expulsa un grito. (Vía: Proceso)

 

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el aspire de Karla afirmó sentirse decepcionado y frustrado: “qué caso tiene denunciar”.

No menos frustrante debe ser la situación para la víctima: luego del ultraje y ala exhibición pública del video, la Fiscalía del Estado prácticamente le dijo que era su culpa:

“el proceder de los jóvenes cuando son menores de edad es responsabilidad de sus padres o de quien tenga su tutela; en caso de ser mayores, es responsabilidad de cada quien actuar de conformidad con las normas establecidas, y no del gobierno del estado”, alegó la fiscalía en un comunicado.

Así era la justicia en tiempos de Javier Duarte; la fiscalía culpaba a las víctimas. En tiempos de Yunes, simplemente se otorgan amparos.