Amnistía no es para homicidas, secuestradores ni violadores: Sánchez Cordero

Este jueves, Olga Sánchez Cordero dio una entrevista a Carlos Loret de Mola en donde ofreció más detalles sobre la ley de la amnistía planteada por el virtual presidente Andrés Manuel López Obrador, tema que generó polémica durante su campaña por al Presidencia.

Sánchez Cordero, quien sería la próxima –y primera– titular de Secretaría de Gobernación, anunció en primer lugar que ya existe un esbozo de esta ley que buscaría perdonar a ciertos delincuentes y ofreció una lista de todos los delitos que no serán perdonados, y no porque el equipo de López Obrador lo diga, sino porque México es parte de una serie de tratados de derechos humanos.

Aquellos que hayan cometido crímenes de lesa humanidad, tortura, homicidio, violación, trata de personas, desapariciones, secuestro o extorsión (delitos de alto impacto) entre el 1 de diciembre de 2006 y el 2018 no serán acreedores a recibir amnistía.

Los que sí la podrán obtener, por ejemplo, son los que cometan delitos contra la salud, incluyendo los de narcomenudeo. En general, explicó Sánchez Cordero, la ley va dirigida a personas que hayan sido orilladas al crimen, ya sea por la pobreza o por leva.

“Una ley de amnistía normalmente lo que trae atrás es un tema de justicia social”, declaró Sánchez Cordero a Loret.

¿Qué pasaría con los capos? Ellos no entrarían a la amnistía, pero sí podrían participar en una nueva ley que también presentará el gobierno de López Obrador después del 1 de diciembre de 2018: la de reducción de penas.

Esta consiste básicamente en reducirle una sanción a aquellos criminales de alto impacto cuando estos den información que lleve a la resolución de otros delitos. Por ejemplo, si el capo ayuda a detener a otros delincuentes o hallar a desaparecidos, podría quitarse tiempo de encima.

Cordero Sánchez tocó además otros temas, como la despenalización de la marihuana. Otra medida que todavía no discute con López Obrador, pero que quiere proponer: legalizar la amapola con fines para producción de medicamentos.

También aseguró que se buscará mantener siempre el diálogo ante los manifestantes y llevar al mínimo la aplicación del uso de la fuerza del Estado.

Finalmente, refirió en la entrevista que López Obrador contempla recuperar la Secretaría de Seguridad Pública y desmantelar el CISEN, pero justamente queda a discutir a dónde irá a parar toda la inteligencia del Estado mexicano.

Relacionadas