AMLO y Ebrard se dicen en contra de la xenofobia ¿y México?

El flujo de migración centroamericana hace que la población mexicana se cuestione qué tan viable es su presencia a lo largo de la república
AMLO y Ebrard se dicen en contra de la xenofobia ¿y México? (Imagen:Twitter)

Hoy durante la conferencia mañanera en Palacio Nacional Andrés Manuel López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard se pronunciaron en contra de la xenofobia. Ambos dijeron que México siempre ha sido un país con una gran tradición de asilo político, de manera que, pensaban que continuara de esa manera. Sin embargo, la población se muestra inquieta ante el costo que representa este flujo migratorio. Temas como la inseguridad, desempleo e inestabilidad nacional esconden la xenofobia ¿o no?

Recapitulemos: desde hace poco más de una semana se llevó a cabo una intensa negociación entre Estados Unidos y México en cuanto al tema de los flujos migratorios. La nación extranjera pretendía imponer un arancel sobre los productos importados desde México, si éste no regulaba el tránsito ilegal de migrantes centroamericanos.

Por su parte, AMLO declaró que el gobierno se concentraría en atender las causas sociales, políticas y económicas de la migración antes que cerrar sus fronteras. De lo contrario, el país sólo contribuiría a una crisis humanitaria latente.

¿Pero qué tiene México para ofrecer?

¿Qué haríamos si los entornos que conocemos como seguros y familiares se convierten en lugares hostiles e inevitables? Pues muchos migrantes salen de sus hogares en busca de una estabilidad que es poco probable obtener. De cierta forma, abandonan un lugar lleno de violencia y precariedad para llegar a otro en el que son vistos como blancos vulnerables de trata, extorsión y secuestro por parte del crimen organizado.

Si tienen la fortuna de evitar estas vicisitudes, se enfrentan a una población que, en general, rechaza al extranjero que trae consigo pobreza y la huella de la violencia. En este sentido, en redes sociales son visibles cuestionamientos relacionados con la inseguridad latente en el país, falta de presupuesto para el sector salud y la falta de empleos.

Discordancia entre el discurso de inclusión y la xenofobia. (Imagen:Twitter)

Con base en estos temas dicen que los migrantes representan un problema para un país que a penas puede sostenerse por sí mismo. No se trata de negar los problemas de México, sino de entender si realmente son impedimentos para ayudar a los centroamericanos.

Veámoslo como un espejo, según una cifra otorgada por Marcelo Ebrard durante la conferencia mañanera, mensualmente son deportados 18 mil mexicanos, su deportación, según, el mandatario es tratada como un tema primordial. Sin embargo este hecho antes que causar empatía hace que muchos digan que la prioridad son sólo los mexicanos.

Ebrard, puntualizó lo siguiente durante la conferencia mañanera:

La xenofobia siempre es un error y  la posición del Gobierno de la República en todos sus ámbitos, en todos sus espacios y esferas es luchar en contra de eso y eso lo hacemos de maneras muy diversas, desde campañas en favor de los derechos humanos hasta acciones de política pública. Lo que vamos a hacer es demostrar que se puede gestionar un gran flujo migratorio sin razones xenófobas que además son injustas”

Dicho sentimiento fue compartido por el presidente, quien enunció:

Fue un buen acuerdo, pedirles a todos los mexicanos que actuemos con humanismo, nada de xenofobia, que significa el odio a los extranjeros, nada de campañas contra migrantes, eso no es humano ni es cristiano, ahí les remito a la Biblia, que habla de cómo tratar al forastero, quien maltrata al forastero, al migrante más cuando tiene que hacerlo por necesidad, no actúa con humanismo”, dijo durante la conferencia mañanera.

¿Por qué causan tanta incomodidad los migrantes? Tras la guerra contra el narcotráfico, muchos mexicanos han migrado hacia la frontera norte, han pedido asilos políticos y una nueva oportunidad para comenzar de nuevo.

¿No sucede algo similar con los migrantes centroamericanos o es que sólo podemos verlos como cifras y aumentos en los presupuestos?