AMLO cancela metrobús en La Laguna por consulta a mano alzada

AMLO canceló la construcción de una línea de metrobús en Durango tras una votación a mano alzada, aseguró que los recursos ahora se destinarán al transporte de agua potable
Amlo cancela metrobús en La Laguna por votación a mano alzada

Andrés Manuel se encontraba en la unidad deportiva Francisco Gómez Palacio en el estado de Durango para entregar diversos apoyos de los Programas Integrales para el Bienestar. Todo transcurría con normalidad hasta que el mandatario decidió realizar una consulta pública a mano alzada para cancelar o no la construcción de una línea de Metrobús. Como el público presente dijo que no, sin una certeza estadística, AMLO  canceló la construcción de la obra.

La consulta pública es una de las herramientas que Andrés Manuel utiliza como método para, según él, realizar acciones “realmente democráticas”. En este sentido, han sido sometidas a este peculiar proceso las siguientes reformas y consultas:

  • Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM)
  • Tren Maya
  • Construcción Refinería Dos bocas
  • Jóvenes Construyendo el Futuro
  • Cobertura Gratuita de Internet
  • Siembra de árboles maderales y frutales (Vía: Consulta Ciudadana)

Aunque es cierto que algunos proyectos y obras pudieron ser construidos sin las licitaciones necesarias y sin el conocimiento de los ciudadanos, también es verdad que no todos están capacitados para aprobar o desechar un proyecto que conlleva implicaciones económicas e inclusive sociales.

Proceso de consulta a mano alzada en Durango. (Imagen: Twitter)

Pensemos que cada proyecto tiene diversas metas como impacto económico, social y en políticas públicas a corto, mediano y largo plazo. Cada uno de estos debe ser investigado y comprobado por profesionales o expertos en esa área. Sólo de esa manera se sabrá si la iniciativa, obra o construcción es viable o debe desecharse.

De manera que, esta suerte de política pública no es suficiente para desechar o aprobar un proyecto. Sin embargo, AMLO sólo necesitó preguntarle a un grupo de personas, que no era representativo de la población, si la construcción de la línea de metrobús era necesaria o no.

Durante el evento realizado en la unidad deportiva Francisco Gómez Palacio, varias personas portaron pancartas en las que se oponían a la construcción del metrobús que ya tenía un presupuesto de 450 millones de pesos. Al ver este escenario, el presidente decidió realizar una consulta a mano alzada para, según él, evitar la imposición.

Tras un rotundo “no” de los asistentes, López Obrador dijo que se cancelaría la obra y se destinarían los recursos para abastecer de agua a la comunidad. Si este fuera un acto de democracia, la consulta habría reunido a un número coherente de personas para realizar una estadística, hacerlo de otra manera sí es una imposición.

¿Cómo se está seguro de que los votantes se verán beneficiados o no por la cancelación de la obra?, ¿ y los que sí necesitaban la línea de metrobús, pero no estuvieron durante la votación?