Adolescente abusó sexualmente de su primo de 5 años

¿Qué sucede en la mente de un agresor sexual infantil?
Adolescente abusó sexualmente de su primo de 5 años. (Imagen: Twitetr)

En Tenosique, Tabasco, se detuvo a un adolescente de 13 años que presuntamente abusó sexualmente de su primo de 5 años. El joven ya se encuentra resguardado en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado.

Un adolescente de 13 años de edad fue señalado por un presunto abuso sexual que cometió en contra de un niño de 5 años. El menor de edad y el presunto agresor se relacionan de manera familiar, según lo han dictaminado los primeros informes del caso.

En la nota de Tabasco Hoy  se relata que la madre del niño de 5 años sorprendió al adolescente cometiendo el abuso. La mujer llamó a las autoridades correspondientes, de manera que el presunto agresor sexual fue dispuesto a las instancias de la Fiscalía General del Estado.

Por tanto, sólo se esperaba que el menor fuera trasladado ante el Ministerio Público, lugar en el que tendría que rendir su declaración. Hasta el momento se desconocen los avances de la investigación.

¿Qué sucede en la mente de un agresor sexual infantil?

El abuso sexual infantil es un tema que a la mayoría le parece incómodo, por tanto, suele ocultarse o tratarse como si fuera un caso aislado y no como una señal de la violencia sexual sistemática en el país.

Generalmente escuchamos sobre los casos de abuso sexual infantil cometidos por hombres adultos en contra de menores de edad. Sin embargo, hay casos en los que adolescentes y niños violentan a otros menores.

En General los agresores sexuales, aunque no es necesario, tienen un historial tanto de maltrato abuso físico y emocional.

En la infancia, se ha logrado detectar que los hogares de los agresores sexuales son caracterizados por padres con problemas de ingesta de alcohol, problemas de agresividad y problemáticas con la justicia, comportamientos que son aprendidos y reproducidos por ellos. ” (Vía: Agresor Sexual. Aproximación teórica)

Así mismo, algunos especialistas han puntualizado que los vínculos afectivos con los padres determinan, en gran medida, los comportamientos sociales de los hijos a los que cría.

Existen dos tipos de agresores, los agresores primarios, quienes tienen tendencias sexuales compulsivas que se dirigen hacia los menores de edad.

También están los abusadores secundarios, aparentemente sostienen relaciones normales con otros adultos. Sin embargo, cuando se sienten estresados o bajo presión, tienen contactos sexuales con menores de edad.

En cuanto a las víctimas, es claro que los menores que sufren algún tipo de abuso sexual necesitan atención psicológica y médica. Por parte de sus familiares y círculos cercanos necesitan apoyo y comprensión.

“El delito quiebra, fractura la vida una persona que padece la violencia. Se produce un cambio existencial en la vida de la víctima relacionada a sus costumbres, a sus hábitos, a su mirada hacia las personas que afectan sus relaciones de confianza, su seguridad familiar, social y cultural”. (Vía: La violencia sexual contra las mujeres)

La violencia sexual en contra de mujeres, niños y hombres sólo podría verse disminuida si se erradican las conductas relacionadas al poder y la violencia en los círculos afectivos cercanos como la familia y externos como la sociedad en general.

Con información de: Tabasco Hoy