Trump subastará refugio del Ártico a perforadores de petróleo

Organizaciones ambientalistas alertan sobre el daño irreversible que esta medida causará a este refugio
(Imagen: Encyclopedia Britannica)

Este miércoles 6 de enero, la administración de Donald Trump subastará algunas partes del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico ubicado en Alaska. Dicho refugio cuenta con una extensión de 631 mil 800 hectáreas y es el hábitat de especies como los osos polares y los caribúes.

Según The Guardian, las ventas de arrendamiento son “el clímax de una de las batallas ambientales de mayor perfil” en Estados Unidos. Esto debido a que las tierras que c0mprenden la llanura costera septentrional de Alaska son el lugar donde ocurre la caza de osos polares y manadas migratorias de caribú llegan. Los indígenas de la zona dependen estos animales y los consideran sagrados, pero la industria petrolera sospecha desde hace tiempo que este suelo contiene miles de millones de barriles de petróleo.

Una vez que vendan los arrendamientos de este refugio (ANWR) a las compañías petroleras y de energía, la única salida para evitar el enorme daño ambiental, será que el presidente entrante, Joe Biden, establezca obstáculos regulatorios para evitar la perforación.

(Imagen: página oficial del ANWR)

El daño ambiental provocado a este refugio será irreversible

De acuerdo con expertos ambientales, Estados Unidos debe evitar perforar y quemar combustibles fósiles conforme la crisis climática avanza.

El director ejecutivo de la ONG Alaska Wilderness, Adam Kolton, indicó a The Guardian, que subastar este territorio “simboliza lo que está en juego aquí. Si no puede trazar una línea en la tundra y mantener esta área del Ártico fuera de los límites, entonces la pregunta es: ¿Dónde puede trazar la línea y qué parte protegida del refugio de vida silvestre en los Estados Unidos permanecerá fuera de los límites?”.

Diversos grupos ambientalistas alertan sobre el daño irreversible que la concesión de licencias de explotación gasística y petrolera provocará en este hábitat de vida silvestre, uno de los más importantes en el mundo. Pese a las advertencias de los ambientalistas, la Oficina de Administración de Tierras del Departamento del Interior de EE.UU, insiste en que la construcción de una red de plataformas de pozos y tuberías, no debería amenazar la vida silvestre de la zona.

(Imagen: Twitter/@alaskawild)

¿En qué consiste el plan de extracción?

El Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico cubre una extensión de 631 mil 800 hectáreas y es el hábitat de especies como osos polares y caribúes. En 1960, el presidente Dwight Eisenhower lo designó como refugio nacional.  Este lugar es conocido como el “Serengueti de los Estados Unidos” debido a su gran biodiversidad.

En 1987, el presidente Ronald Reagan buscó la aprobación de la explotación de sus recursos naturales, pero los legisladores demócratas frenaron la decisión.

En 2017, el congreso estadounidense aprobó un proyecto de ley para autorizar las ventas por arrendamiento.

De acuerdo con The Washington Post, en el plan de extracción aprobarán la construcción de cuatro pistas de aterrizaje y plataformas de pozos importantes. Además, construirán 175 millas de carreteras y soportes verticales para tuberías. También, harán una planta de tratamiento de agua de mar y un lugar de aterrizaje y almacenamiento de barcazas.

Publicidad