Donald Trump aprueba la extracción de petróleo en reserva natural de Alaska

Esto permitirá perforación de petróleo y gas en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico de Alaska
(Imagen: Pixabay)

La administración de Donald Trump permitirá la perforación para la extracción de petróleo y gas en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico de Alaska (ANWR por sus siglas en inglés), lo daría pie a emitir contratos de arrendamiento de décadas en el área virgen.

También te recomendamos: Donald Trump permitirá a cazadores de Alaska matar cachorros de oso y lobo en sus guaridas

El refugio de 7.7 millones de hectáreas alberga poblaciones de vida silvestre, incluidos el caribú, puercoespín y los osos polares, y ha estado fuera del alcance de la perforación por petróleo durante décadas.

Pero un proyecto de ley de impuestos aprobada por los republicanos en 2017 abrió el área al arrendamiento de petróleo y gas, un pilar clave de la agenda energética del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para expandir la producción de combustibles fósiles en tierras públicas.

El Departamento del Interior de la administración de Donald Trump podría realizar una venta de arrendamientos de petróleo y gas en Alaska para fin de año, dijo el secretario David Bernhardt en una conferencia telefónica con periodistas.

(Imagen: Pixabay)

Si se encuentra, la producción de petróleo podría comenzar en Alaska en unos ocho años, dijo Bernhardt, con una actividad que duraría alrededor de unos 50 años.

Los ecologistas y los legisladores demócratas han luchado durante mucho tiempo para bloquear el área prístina del desarrollo de plataformas petroleras, oleoductos y carreteras. Los grupos ecologistas dijeron que era particularmente injustificado en un momento de caída de los precios del petróleo.

El gobernador de Alaska, Mike J. Dunleavy, y una delegación del Congreso aplaudieron la decisión, diciendo que crearía empleos e impulsaría la economía del estado.

“La visión del secretario Bernhardt y el presidente Donald J. Trump conducirá al desarrollo responsable de los abundantes recursos de Alaska, creará nuevos empleos, apoyará el crecimiento económico y la prosperidad y, lo más importante, conservará en el futuro el papel fundamental de Alaska en la política energética de nuestra nación.” dijo en un comunicado.

Por su parte, encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses se oponen a la perforación en ANWR.

“No es un buen momento para abrir el refugio de vida silvestre más grande de Estados Unidos a la perforación, pero es una locura poner en peligro este hermoso lugar durante un exceso de petróleo en todo el mundo”, dijo Kristen Monsell, abogada del programa de océanos del Centro para la Diversidad Biológica.

“Un derrame de petróleo en este santuario especial podría devastar a los osos polares y caribúes y causar un daño irreparable a un ecosistema ártico prístino. Hemos alcanzado un nuevo y peligroso mínimo en la obsesión de la administración Trump por expandir la extracción de combustibles fósiles sucios,” añadió. (Vía: The Guardian)

Con información de CNN