Prohiben plásticos de un solo uso en Guerrero

Ninguna tienda departamental o empresa podrá utilizar plásticos de un solo uso como bolsas, popotes y unicel
Prohiben plásticos de un solo uso en Guerrero

A partir del tres de octubre, se prohibieron en Guerrero los plásticos de un solo uso como popotes, bolsas y unicel. Ninguna empresa o tienda departamental podrá hacer uso de ellos sin ser acreedor de una sanción.

Para asegurarse de que la nueva disposición sea cumplida, se desplegó un operativo policiaco a lo largo del estado. Entre las prohibiciones se incluye el uso de utensilios desechables y los aditamentos de unicel que sirven para almacenar. Dentro de estas nuevas disposiciones, quedan excluidas las bolsas con medidas higiénicas, como las que se utilizan para almacenar desperdicios.

El primer estado en prohibir los plásticos de un solo uso fue Veracruz, la medida se aprobó en mayo y entró en vigor en noviembre de 2018. Aunque en México se ha logrado restringir los plásticos de un solo uso en cerca de veinte estados –Sonora, Veracruz, Quintana Roo, Chihuahua, Durango, Jalisco, Tamaulipas, Baja California, Nayarit, Coahuila, Tlaxcala, Baja California Sur, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Tabasco, CDMX, San Luis Potosí, Nuevo León e Hidalgo– muy pocos han prohibido su uso por completo. (Vía: Milenio)

Estas regulaciones se deben a que, según el Conacyt, un habitante de la CDMX desecha 150 bolsas de plástico al año. A nivel nacional, se estima que diariamente se utilizan cerca de 20 mil bolsas de basura. Éstas, a su vez, tardan entre 400 y 1000 años en desintegrarse.

La directora de ecología de Acapulco, Guadalupe Rivas Pérez, aseguró que varias empresas habían contactado directamente con el gobierno para buscar medidas de venta más ecológicas. También comentó que se había pasado a todo tipo de establecimientos a entregar un letrero en el que se indique la nueva disposición oficial. (Vía: Milenio)

Si los comercios siguieran usando distintas cantidades de plástico, se les impondrían sanciones, realizarían actas y, en caso de no atender, se llegarían a clausuras de dichos establecimientos. Todo con la finalidad de afianzar las medidas ecológicas en pro del medio ambiente.