¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Europa prohibirá plásticos de un solo uso

Portugal ha tomado la iniciativa en estas medidas y se ha adelantado un año a la normativa de la Unión Europea
Unión Europea prohibe plásticos de un solo uso

Un informe de Seas at Risk de 2017 mostró que en la Unión Europea se consumen anualmente 46,000 millones de botellas de plástico, 36,000 millones de popotes y 16,000 millones de vasos desechables para café. Ante estas cifras, la Unión Europea propuso el 28 de mayo un conjunto de medidas para reducir la basura en el continente. La medida más importante es la paulatina prohibición de los plásticos de un solo uso como popotes, hisopos y botellas de plástico durante 2021. 

No se trata de desaparecer estos productos, sino de cambiarlos por unos realizados con materiales ecológicos que les den mayor vida. Igualmente, se alargará la vida útil de los aparatos electrónicos y se podrán encontrar refacciones para piezas que dejen de funcionar.

También se prohibirá la destrucción de los productos que no hayan sido comprados, lo que alargaría el tiempo de estante y disminuiría el consumo desmedido.

Los países europeos planean reciclar un 90% de las botellas de plástico para 2025. Sin embargo, Portugal se ha adelantado a las medidas de la Unión Europea y declaró la prohibición de plásticos de un solo uso para 2020, además de implementar un premio económico por cada botella de plástico reciclada. Por botellas menores a medio litro la recompensa será de 2 céntimos y por las mayores será de 5. El dinero nunca será entregado en efectivo, sino que formará parte de vales de despensa. (Vía: El País)

Mientras que la devolución de botellas de plástico implicará una devolución económica, el uso de bolsas de plástico implica un gasto para el usuario. El gobierno europeo ha optado por cobrar un extra por cada bolsa de plástico. Para el primero de enero de 2020, se prohibirá completamente la venta de bolsas de plástico oxo-degradables ya que se descomponen en microplásticos casi imposibles de eliminar del ambiente.

De este modo, Portugal se ha adelantado a las acciones europeas, sentando un precedente para que los demás países lo sigan. Actualmente, gran parte de los supermercados portugueses han cambiado los platos y vasos de plástico por unos hechos de cartón. Por su parte, Francia presentó este mes las medidas para una economía circular, al volver a los envases de retornables vidrio (lo que no sucedía desde 1950). (Vía: Intriper)

Estas medidas son apenas suficientes en el intento de detener el impacto ecológico que existe en los mares europeos. Aunque Portugal se adelantó un año a las medidas…¿estará a tiempo?