¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Muere tortuga bebé por comer 104 piezas de plástico

La pequeña tortuga murió después de que la encontraron en playa Boca Ratón en Florida
Tortuga muere; hallan 104 piezas de plástico en su interior. Imagen: Especial

Una pequeña cría de tortuga que fue hallada en una playa de Florida murió a causa de 104 piezas de plástico en su interior. Dichas piezas estaban atoradas en su intestino.

Según reporta el centro de rehabilitación Gumbo Limbo, no es la primera vez que este tipo de hallazgos de tortugas contaminadas se da en la zona. La playa Boca Ratón, según revelaron los locales, ha sido testigo de casos similares.

Emily Mirowsky es el nombre de la chica que encontró la tortuga en la playa Boca Ratón, así lo reporta The Guardian. De acuerdo con la información proporcionada a dicho diario, Emily halló a esta pequeña tortuga sin poderse mover demasiado.

La joven señaló en entrevista con The Guardian que no sospechó que la tortuga estuviera en mal estado, pues el caparazón de la misma estaba bien. Sin embargo, el animal, que cabía en la palma de su mano, habría muerto poco después de que la encontró.

The Guardian señaló que Mirowsky fue capaz de determinar la muerte de la tortuga gracias a la examinación que le hizo. Fue así como descubrió que la muerte de la tortuguita se debió a la ingesta de 104 micropiezas de plástico.

Fluidos subcutáneos son inyectados para disolver los plásticos en las tortugas. Imagen: Gumbo Limbo Center / The Guardian

En un post de redes sociales, la directora del centro de rehabilitación ubicado en Florida dijo que, cuando se le hizo la autopsia, no podía creer la cantidad de microplásticos que la tortuga tenía dentro.

“Cada vez que cortaba, salía más plástico de su estómago”, señaló Whitney Crowder, directora de Gumbo Limbo.

Por otro lado, Crowder comentó que es temporada de ‘lavados’, pues en Boca Ratón este problema de tortugas que comen residuos plásticos es muy común.

Como parte de sus actividades, Gumbo Limbo creó un punto de entrega al que los habitantes pueden ir y dejar a las tortuguitas enfermas para que el personal del centro de rehabilitación trate de salvarles.

Estos lavados de tortuguitas funcionan como los lavados de estómago en los humanos. Se hacen con la finalidad de que la basura que está en el océano no acabe con su vida después de comérsela.

Charolas de reposo en donde resguardan a las tortugas enfermas después del lavado. Imagen: Gumbo Limbo / The Guardian

La importancia de hacer estos lavados también radica en evitar que los plásticos bloqueen sus sistemas o pinchen alguna parte de su estómago u órganos. 

Personal del centro de rehabilitación comentó que para salvar a la vida de estas tortuguitas les brinda un diurético que les ayuda a disolver el plástico que consumieron mientras estaban en el mar.

Eventualmente, las dejan reposar para que puedan expulsar el plástico que se comieron y de ese modo, si sobreviven, sean devueltas al mar.

Asimismo, Crowder hace un llamado a las personas para concientizar acerca de su uso de plásticos. Invitó a la población mundial a ‘eliminar los plásticos de un solo uso de su estilo de vida’, pues refirió que este problema es mucho más grande de lo que parece.